Tom, el oso amante de los drones

602

Este simpático oso fue grabado cerca de Moscú tratando de dar caza al misterioso objeto volador que apareció de repente sobre su cabeza. Veamos si lo consigue.

Los osos no están acostumbrados a que aparatos voladores como este dron aparezcan de la nada en su hábitat. Tom no es una excepción y no queda indiferente ante el objeto, que no deja de descender y elevarse.

«El oso Tom es muy ágil a pesar de su increíble peso», se puede leer en la descripción del vídeo de YouTube. Y es que no debe de ser tarea fácil moverse con tanta velocidad y precisión cuando pesas varias toneladas.