Comprometidos en brindar las condiciones de seguridad y convivencia a los residentes y visitantes del corregimiento de Barú, desde las primeras horas de la mañana, la Policía Metropolitana desplegó una toma masiva en este corregimiento, ubicado en el norte de Bolívar.

Durante la jornada se identificaron y solicitaron antecedentes judiciales a 94 personas y se revisaron 45 motocicletas, inmovilización tres motos por inconsistencias en su documentación y guarismo de identificación.

Con el objetivo de contrarrestar las principales problemáticas de seguridad, unidades de Intervención Policial contra el Terrorismo – UNIPOL, , Grupo de Acción Unificada contra el Secuestro y la Extorsión – GAULA, Seccional de Investigación Criminal e Interpol – SIJIN, Grupo de Carabineros y Guías Caninos, el Grupo de Prevención y Educación Ciudadana – PRECI y de Infancia y Adolescencia, realizaron diferentes operativos dirigidos a prevenir el tráfico local de estupefacientes, el hurto en sus diferentes modalidades y homicidios.

Las unidades policiales practicaron registros, requisas e identificación de personas, en las calles y sectores de Barú, denunciados por la comunidad como lugares de mayor frecuencia de afectación delictiva.

Además, las unidades de Prevención y Educación Ciudadana desplegaron una campaña de prevención en la institución educativa de Barú, impactando a 300 niños, niñas y adolescentes, quienes, mediante actividades lúdicas y recreativas, recibieron mensajes para prevenir el consumo de drogas, la violencia intrafamiliar y el abuso sexual.

Se adelantaron campañas puerta a puerta, por parte de unidades de Policía de Infancia y Adolescencia, quienes visitaron a 98 familias de Barú, brindando mensajes a los padres de familia y a los niños, niñas y adolescentes, que motiven su cuidado, alertando sobre señales y comportamientos que evidencian afectaciones a su integridad física y emocional.

En la zona rural de Barú, el Grupo de Carabineros y Guias Caninos adelantaron revistas a 13 fincas, brindando recomendaciones de seguridad a los administradores y empleados para prevenir el hurto, fortaleciendo la red de participación cívica.

Por último, funcionarios del GAULA visitaron 48 establecimientos abiertos al público, brindando recomendaciones puntuales de seguridad a los comerciantes, para prevenir el delito de la extorsión y el secuestro.

Estos operativos buscan mejorar la percepción de seguridad, para que la comunidad se sienta segura y tranquila, contando con el respaldo y confianza en la Policía Metropolitana de Cartagena, para denunciar actividades al margen de la Ley.