Toro Rosso seguirá con probaturas aerodinámicas en Singapur

282
  • El piloto madrileño rodará con el paquete aerodinámico nuevo y Kvyat lo hará con el antiguo
  • Dedicarán toda la jornada del viernes a corroborar los datos recogidos en Monza

Carlos Sainz está motivado. Las pruebas aerodinámicas de Monza no dieron resultado, pero el de Toro Rosso se ve con ganas de seguir probando para ver qué mejoras trae el monoplaza de Faenza. El equipo es más estable, y también termina contagiándose de cara a 2017 pese a la realidad: queda mucho para Australia.

Tanto que aún no se ha terminado 2016. El Marina Bay suele dar más información aerodinámica que Monza por la necesidad de los monoplazas de llevar carga aerodinámica alta. En declaraciones exclusivas a Movistar F1, Sainz ha comentado la situación evolutiva del STR11.

“Digamos que no está al 100% claro el tema aerodinámico. Monza es un circuito especial, con un nivel de carga tan especial que preferimos volver a estudiarlo en un circuito de carga alta como es el de Singapur. Así veremos si hay algo diferente”, explica el madrileño. “No hubo grandes diferencias en Monza, voy a ser claro. Vimos algún cambio, pero son tan pequeños que merece volver a probarse. Durante todo el viernes [Kvyat y yo] iremos con diferentes configuraciones. Yo con la nueva, Daniil con la vieja. El sábado decidiremos“.

Singapur es uno de los trazados más complicados para los pilotos. Sainz confiesa que bajo coche de seguridad llegan a abrir la visera del casco para respirar, debido a las altas temperaturas. No termina de afectar a su rendimiento, pero sí que es un hándicap importante.

Siguiendo con las referencias a su primera experiencia en Singapur, hace 12 meses el fuego entre compañeros de equipo dentro de Toro Rosso creció por momentos. Max Verstappen, que remontó una vuelta y estaba delante de Sainz, se negó a dejarse pasar para ver si el madrileño podía rebasar a Sergio Pérez. Según Sainz, el ambiente ya no está tan cargado en Toro Rosso, e incluso hace balance personal de lo visto esta temporada.

“Ha cambiado el ambiente en Toro Rosso. Estamos en un momento no bueno en resultados, pero bueno a nivel de equipo. Creo que tiene que seguir así. Estoy contento con la temporada de mi grupo de ingenieros”admite. “Y aunque estas últimas tres carreras han sido duras, sé que estamos todos en un buen momento para seguir mejorando”.

Sobre 2017, Sainz es realista. Por mucho que se prueben cosas nuevas en el simulador, no es lo mismo que los datos de pista, y es algo que el de 22 años recalca.

“Hay ya muchos equipos probando cosas en el simulador. Pero es eso, sólo un simulador. Sólo es un numerito extra, pero después hay que ver si se adquiere realmente ese extra. Claro que va mejor, pero hay que trasladar esos numeros en la realidad. Si coinciden, pues muy bien, pero lo más probable es que en la primera temporada con nueva normativa no vaya todo tan bien y se vaya evolucionando en los siguientes años”, finaliza Sainz.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente