Trabajo detectivesco llevó hasta la novela pérdida de Walt Whitman

175

El trabajo detectivesco de un estudiante de posgrado ha rescatado de la oscuridad una novela de Walt Whitman, Vida y aventuras de Jack Engle, cuyo rastro se había perdido en 1852 y ahora es vista como el mejor trabajo de ficción de su reconocido autor.

Zachary Turpin, estudiante de doctorado de la Universidad de Houston, le siguió la pista a la mención de un tal Jack Engle en uno de los cuadernos de Whitman y gracias a la digitalización de documentos históricos, dio con un anuncio de periódico donde se mencionaba la historia.

Publicada originalmente por entregas y sin firma en un periódico de la época, la novela nunca apareció en formato de libro ni recibió atención crítica.

Pero todo cambió la semana pasada cuando la revista literaria Walt Whitman Quarterly Review publicó en línea el texto completo recién descubierto.

Según dijo hoy a Efe, Ed Folsom, editor de la revista, el hallazgo es importante no solo por su valor estético o histórico, sino porque se trata de una novela de Whitman escrita durante la misma época en que escribía los poemas que se convertirían en su obra maestra, Hojas de hierba (1855).

Jack Engle pertenece al entonces popular género del misterio urbano, con una trama repleta de acción y personajes coloridos según corresponde al género.

Según Folsom, la novela de por sí vale la pena leerla, no solo porque se trata de una obra de Whitman.

“Si evaluamos Jack Engle en relación a otras novelas americanas (estadounidenses) de su época, podemos decir con certeza que no se trata de una gran novela de la talla de La letra escarlata o La casa de los siete tejados de Hawthorne, Moby Dick‘ de Melville o La cabaña del tío Tom de Stowe“

Dijo a Efe.

“Creo, sin embargo, que es la mejor ficción que escribió Whitman”, añadió, “y la considero de por sí una novela urbana interesantísima que nos ofrece una descripción vívida de la diversidad de la ciudad de Nueva York a mediados de siglo XIX”.

Como novela de Whitman, su valor es incuestionable, ya que presenta imágenes que anticipan el estilo y las preocupaciones que aparecerían en Hojas de hierba tan solo tres años después.

A primera vista, los personajes callejeros y situaciones melodramáticas de Jack Engle parecen distar mucho de las preocupaciones posteriores de Whitman.

Sin embargo, el poeta neoyorquino de origen puertorriqueño Martín Espada nos recuerda que Whitman siempre fue un poeta proscrito de un igualitarismo radical.

Espada, cuya obra continúa muchas de las preocupaciones éticas y estéticas de Whitman, insiste en la vigencia de los valores que refleja este en su obra.

“Whitman es un poeta que aún hoy representa ciertos valores que, si fueran adoptados, transformarían nuestra sociedad de manera radical,” dijo a Efe este profesor de la Universidad de Massachusetts en Amherst.

Queda por verse si esta novela recién descubierta puede sumarse al peso que tiene la obra de Whitman en el imaginario colectivo estadounidense.

Según Folsom, es posible que la novela eventualmente se considere como un exponente importante de la novela urbana escrito por uno de los mejores autores que ha tenido el país.

“O puede que no sea así”, añadió.

“Lo único que puedo decir en este momento es que disfruté la lectura de Jack Engle y aprendí de ella, pero todavía es muy pronto para separar mi opinión del libro como novela de mi opinión del libro como vehículo para comprender el desarrollo imaginativo de Whitman en el momento en que escribía Hojas de hierba“, concluyó.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente