Recientemente, un prestigioso canal de la TV paraguaya ha compartido un video de estos misteriosos artefactos del entretenimiento, demostrando su frecuente adicción en la psiquis humana.

El video da cuenta de la vida de un jugador. El mismo discurre sobre las experiencias en primera persona, evocando la insistencia de los empleados del casino para incitarlo a probar suerte con las máquinas tragamonedas.

El testigo referenció que el juego de luces y sonidos cautivaron sus sentidos por completo. Por otro lado, la idea de realizar inversiones pequeñas le causaba mayor atracción en comparación con otros juegos. Asimismo, la posibilidad de ganar resultaba más auspiciosa que la entregada por otros juegos de azar.

Comienzo

Comúnmente, se referencia el origen de las tragamonedas en el siglo XIX, en Estados Unidos.

El primer artefacto fue fabricado por una compañía elaboradora de juguetes. Este artefacto contaba con cinco tambores giratorios y cada tambor poseía un total de diez cartas, mientras un asistente pagaba las partidas ganadas.

Al insertarse una moneda, cinco naipes se organizaban de forma armónica y alineada. Con el correr del tiempo, el dispositivo fue evolucionando en una versión simplificada que disponía de tan sólo tres carretes y donde ya no era necesaria la intervención humana para pagar los premios. La aparición de este artefacto fue un éxito absoluto en todo San Francisco hasta un poderoso terremoto que causó el incendió que terminó con el taller de su inventor.

Los actuales dispositivos físicos son computadoras programadas sin margen de error y con fortificadas palancas donde los jugadores jalan maravillosas recompensas. Por otro lado, las versiones digitales se visualizan desde cualquier dispositivo como smartphones, Pcs, tablets, entre otros y no dependen de la aplicación de monedas para su funcionamiento.

Para jugar en los sitios de apuestas legales simplemente es necesario registrarse en el portal y empezar con las apuestas.

¿Una adicción sin fronteras?

No sólo las tragamonedas en Perúsino a nivel global, están programadas con el objetivo de fidelizar la atención del usuario. Dicho de otra manera, de generar sana adicción.

Principalmente por su aleatoriedad pura y objetiva, demuestran un notable interés en gran parte del público objetivo de los casinos. La instantaneidad de saber si se ha ganado o perdido, ofrece un preciado aliciente en torno a la máxima diversión.

La errónea idea de pensar que, porque se apuesta desde una casa se genera mayor adicción a diferencia de hacerlo en un casino físico, lejos está de la realidad. Jugar con responsabilidad en atención al conocimiento y las pautas de cada modalidad de juego, resulta fundamental a la hora de establecer un límite justo entre un juego sano y la ludopatía.

Elementos claves

No sólo las diversas temáticas y sus diferentes modalidades de juego dan el puntapié inicial para empezar a jugar y conocer el entretenimiento digital.

Las luces, los fabulosos sonidos y los alucinantes colores pueden captar fácilmente la atención de cualquier jugador que se mantenga en un radio cercano a las máquinas.

Los protagonistas se ven, además, seducidos por la larga fila de bonificaciones que aguardan salir y los miles de juegos adicionales que los creadores de software van elaborando en la nómina.

Cabe destacar que los dispositivos virtuales de slots ofrecen mayor resguardo en los métodos de pago, a comparación a otros juegos de los casinos tradicionales. El ambiente va rotando cada vez que el usuario se lo propone y modifica, según su predilección, la modalidad más conveniente a sus intereses y gustos.

Tipos de tragamonedas

Las mismas son separadas según categorías o tipos, por ejemplo:

Moneda única: Diseño prácticamente obsoleto desde la aparición de los artefactos que admiten más de una ficha.

Con pantalla táctil: La incorporación digital trajo a la pantalla táctil como revolución total. El factor aquí novedoso es que el jugador reposa sus manos debido a que la pantalla responde tan sólo con el leve desplazamiento de los dedos.

Con comodines: Estas son quizás las más apasionantes y entretenidas en función de la oportunidad de duplicar, triplicar o incluso sextuplicar los ingresos. En este tipo de tragaperra, si el apostador obtiene un joker en su combinación o dos imágenes con el comodín, las ganancias irán en aumento. SI se sacan tres jokers, la máquina organizará su propia configuración ganadora. Resulta fundamental asesorarse sobre la ratio de pago porque cada máquina posee un nivel de rentabilidad diferente.

En Video o pantalla: Diseñadas con un software informático que semeja los rodillos giratorios y también los íconos famosos de las tragamonedas. Una de las diferencias sustanciales entre éstas y las máquinas con rodillo es que las máquinas de video pueden proponer más de 5 canales de pago o líneas de pago, en virtud de las pautas que establezca el sitio de apuestas online. Hay tragamonedas con 9, 25, 30 o hasta incluso 100 canales de pago/líneas de pago. Asimismo, capaces de ofrecer múltiples bonos que pueden aumentar las recompensas de los usuarios.