La avalancha de tres ríos que destruyeron varios barrios de la ciudad de Mocoa, capital del departamento de Putumayo en el sur del país, dejó 283 muertos.

Así lo indica el último reporte oficial sobre el desastre de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd), que también indica que más de 200 heridos han sido atendidos en Mocoa y otros han sido trasladados a otras ciudades.

Más temprano, la Cruz Roja y las Fuerzas Militares indicaron que el número de víctimas mortales puede superar las 300.

“A esta hora se hace el embarque de más de 500 kilos de medicamentos y demás insumos de primeros auxilios para continuar con la atención de los heridos, así mismo se dispusieron de 6.8 toneladas de equipos que incluyen equipos de comunicaciones, equipos para búsqueda y rescate, 34 tanques de almacenamiento de agua de 5.000 y 10.000 litros, 5 generados eléctricos y 4.000 tapabocas”, reportó la UNGRD.

César Augusto Dueñas Pulido, director de Socorro de la Cruz Roja Nacional, había indicado además que el desastre también dejó más de 200 desaparecidos.

Más temprano el presidente Juan Manuel Santos afirmó que entre los heridos hay 22 que requieren atención urgente, en una declaración en Mocoa, a donde llegó esta mañana para supervisar las operaciones de socorro tras la tragedia causada por un fuerte aguacero que anoche hizo desbordar los ríos Mocoa, Sangoyaco y Mulatos.

“Seguimos con las labores de búsqueda y rescate de personas, estamos con las víctimas, con las familias afectadas. Decretamos la Calamidad Pública en el departamento, lo que sigue ahora es la atención a cada uno de los habitantes afectados”, dijo el mandatario.

En la madrugada de este sábado las fuertes lluvias provocaron los desbordamientos de los ríos Mocoa, Mulato y Sancoyaco, generando avalanchas en varios sectores de la capital de Putumayo que causaron la destrucción viviendas, puentes y arrastrando vehículos a su paso.

Según los organismos de socorro fueron 17 los barrios afectados, entre ellos San Miguel (donde se registraron los mayores daños), San Fernando, Independencia, San Agustín y Progreso.

El alcalde de Mocoa, José Antonio Castro, aseguró que gran parte de la ciudad fue afectada.

“Es una franja bastante grande, gran parte de esa población numerosa prácticamente se la llevó la avalancha, (…) fueron advertidos con tiempo y lograron salir personas, pero las casas fueron borradas prácticamente en 17 barrios”.

En este momento los organismos de rescate se encuentran adelantando labores de búsqueda y en los diferentes barrios de Mocoa con el propósito de encontrar a más personas arrastradas por la avalancha.

Por su parte, Alberto Medina, habitante del sector, relató que las lluvias empezaron en la noche del viernes, y que pasada la medianoche la alarma comenzó a sonar por lo que la gente empezó a correr y a buscar refugio.

Medina aseguró que el hospital se encuentra colapsado y se necesitan medicinas, frazadas, guantes y elementos quirúrgicos para poder atender a todos los afectados.

La gobernación del departamento emitió un comunicado para ser difundido por perifoneo en el cual le piden a la ciudadanía mantener la calma y ubicarse en lugares altos y alejarse de zonas aledañas a los ríos.

Sala de crisis

Hacía las 12 de la noche, las autoridades instalaron una sala de crisis en el comando de la Policía para organizar las acciones de rescate y centralizar la información.

Según el segundo comunicado de la sala de crisis, emitido a las 4 de la mañana, los niveles de los ríos comenzaron a bajar. Son 17 los barrios afectados por las avalanchas. Además se activó el plan de emergencia hospitalaria. Por último, informaron que se mantiene un monitoreo constante de ríos y quebradas.

Apoyo y solidaridad a través de las redes sociales

Las calles llenas de lodo y barro, árboles caídos, casas anegadas y puentes destrozados, estas son algunas imágenes del duro amanecer de la capital de Putumayo