El Sistema de Recaudo Electrónico, esencial para el funcionamiento del servicio de transporte de Transcaribe, entró en un caos que afecta gravemente a la ciudadanía cartagenera, debido a que Dataprom se vio obligada a suspender su servicio ante los gravísimos y reiterados incumplimientos de Transcaribe, que no le han permitido al sistema integrado de transporte masivo de Cartagena, alcanzar el equilibrio económico. Esta situación se vio agravada por la emergencia sanitaria del Covid-19, que ocasionó una enorme reducción en la demanda de transporte que ha llegado a caer hasta el 95%. Tan grave es la situación que el Consorcio Colcard ni siquiera está recibiendo los ingresos necesarios para pagar los costos mínimos de operación. A la fecha Transcaribe le adeuda más de veinte mil millones de pesos.

Esta alarmante situación fue puesta en conocimiento de Transcaribe, desde agosto del año pasado, por parte de Dataprom, como proveedor e integrante del Consorcio Colcard. Lo hizo de forma insistente, y en repetidas ocasiones, pero Transcaribe no ha logrado ofrecer una solución y no se vislumbra que lo pueda hacer en el futuro cercano.

Las graves consecuencias para los cartageneros

El colapso del Sistema de Recaudo Electrónico tiene las siguientes consecuencias directas: no hay más ventas de créditos en los puntos de ventas externos ni en las taquillas de las estaciones y las ventas vía Portal Web, fueron suspendidas. Eso significa que se reducirán aún más los ingresos financieros del sistema de transporte, lo cual es grave y compromete su viabilidad.

A esto se suma que todo el sistema de Gestión y Control Web no está disponible; los cargadores en estaciones dejaron de operar y el Centro de Atención al Usuario CAU quedó inoperante. No es posible
controlar buses porque el Sistema de Control de Flota está inactivo. Si Transcaribe envía los buses a la calle, los operadores y los usuarios no tendrán información sobre ellos. Las personas que no poseen saldo en su tarjeta, no podrán acceder al sistema usando su tarjeta y Transcaribe no tendrá ninguna información de los usuarios que conservan crédito en su tarjeta y acceden al SITM.

Origen del problema

Debido a la pandemia del Covid-19 y como consecuencia directa de las medidas restrictivas del Gobierno Nacional y del Distrito Especial de Cartagena de Indias, adoptadas a lo largo del año pasado, se presentó una alarmante caída de la demanda acumulada total de pasajeros del sistema de transporte masivo de Cartagena. Como resultado el Consorcio Colcard recibió solamente el 32% de los ingresos proyectados, el año pasado lo cual, aunado a los incumplimientos reiterados, como es apenas comprensible no le permite a Dataprom (como proveedor y operador técnico del Consorcio Colcard) seguir prestando el servicio de recaudo de Transcaribe, la operación de los recorridos de los vehículos y el control de ingreso a los vehículos, articulados y estaciones, mediante el uso de tarjetas y validadores, además de otras operaciones.