Trascendencia de un buen proceso de empalme

988
alcaldia de cartagena

El propósito fundamental del empalme es lograr la transición armoniosa entre el gobierno que finaliza y el nuevo mandatario y su Equipo de Trabajo; con el fin de evitar traumatismos en los procesos de gestión que repercutan en el Desarrollo Armónico, Sostenible y Competitivo del Distrito Especial de Cartagena. La voluntad política y disposición del Alcalde saliente, Pedrito Tomás Pereira Caballero en el empalme y el liderazgo, responsabilidad, compromiso e interés del Alcalde Electo, William Jorge Dau Chamatt y su equipo de empalme; son aspectos claves para el logro de los objetivos del Proceso.

El empalme es un espacio de diálogo, comunicación e interacción entre los equipos de gobierno entrante y saliente, con el fin de conocer de manera formal y oportuna la situación de Cartagena y de la Administración misma. Es de obligatorio cumplimiento, conforme con lo establecido en el marco legal y reglamentario, tanto para el equipo saliente como para el entrante. En este proceso, deben participar el gobernante entrante y su equipo, el gobernante saliente y su equipo, los Organismos de Control y la Ciudadanía, representada por sus Organizaciones Sociales. Para llevar a cabo un adecuado proceso de empalme, es necesario definir el estado de los asuntos propios de la Administración Central y Descentralizada y la Organización Interna de nuestra entidad territorial.

Es aconsejable que el Alcalde saliente, realice actividades previas de organización de la información y preparación del empalme. El proceso de empalme se cierra mediante un acto formal en donde se presenta el Balance del Proceso y se firma el Acta de Informe de Gestión; la cual, de acuerdo con la Ley, debe entregarse a más tardar, a los 15 días hábiles siguientes a la terminación del Gobierno saliente. El apropiado inicio de una nueva Administración es el punto de partida de un buen gobierno y una de las claves del éxito para el logro de los fines del Estado, es preludio y garantía de un mayor bienestar de la población.

El Alcalde Electo y su Equipo de Empalme, deben conocer la realidad financiera de Cartagena, de una forma amplia y minuciosa, para lo cual el gobierno saliente, les debe suministrar sin reparos la información necesaria durante el empalme. Es preciso, que este proceso sea particularmente objetivo, sustentado, detallado y estratégico en el tema fiscal, financiero, contractual y presupuestal; de tal manera que le permita a los gobernantes identificar las principales fuentes de recursos, sus destinaciones específicas y los gastos rigurosos. El empalme también es un ejercicio trascendental para lograr que la ciudadanía se prepare y participe activamente en la formulación, aprobación e implementación del Nuevo Plan de Desarrollo Distrital.

El Alcalde saliente debe presentar información completa, pertinente, veraz y clara sobre la situación de la Administración en materia de: desarrollo económico y social, política financiera, presupuestal, contable y administrativa, estado de los planes, políticas públicas, programas, proyectos, contratos y convenios desarrollados durante su gestión. El gobierno saliente tiene la responsabilidad de entregar al Equipo que representa, al nuevo Alcalde toda la información que requiere para iniciar su Gestión. De la misma forma, la nueva Administración, debe preocuparse y ocuparse por la forma en que asumirá sus responsabilidades, de acuerdo con las normas, recursos, procesos e instrumentos de los cuales disponga.

Al ciudadano le sirve mucho este proceso, para conocer los resultados de la gestión del gobierno saliente y la línea de base, para hacerle Control Social a la nueva Administración y consolidar procesos de Participación en la Gestión. Prevenir rupturas en la gestión pública que frenen el Desarrollo de Cartagena. Incrementar su confianza en la institucionalidad pública. Contar con información que facilite el ejercicio de Control Social en el nuevo gobierno. Conocer algunos aspectos de la Gestión de la Administración saliente y elaborar propuestas concretas para la continuidad de aspectos positivos o correctivos, según sea el caso. Lograr una mayor y mejor Descentralización y Participación Ciudadana en los asuntos públicos.

La gestión exitosa de un buen Alcalde, consiste en saber seleccionar a su Equipo Multidisciplinario de Gobierno. Debe anteponer la capacidad, la idoneidad, la vocación de servicio, la honestidad e integridad; antes que el amiguismo, el tráfico de influencias y el pago de favores politiqueros acordados en conciliábulos. Le compete buscar al Servidor Público que llene el perfil y las calidades del cargo y no acomodar el cargo al funcionario. Es el momento histórico propicio para que el Alcalde Distrital, William Jorge Dau Chamatt, actúe en consecuencia y acabe con las debilidades de la Administración.

Por: Benjamín Maza Buelvas
Benjamín Maza Buelvas.