Cartagena de Indias tiene una arquitectura europea colonial del siglo XVI, en aquellos tiempos se construyeron las murallas y fortificaciones para la protección de la ciudad a raíz de las invasiones piratas; en la actualidad Cartagena de Indias a cuidado y mantenido toda su estructura histórica para el disfrute y conocimiento de locales y turistas.

En este artículo, la inmobiliaria EL SOL, expertos en hospedaje de lujo, les dará a conocer los tres lugares que no pueden dejar de visitar en su estadía en la ciudad.

Castillo San Felipe de Barajas

El Castillo San Felipe es una fortificación localizada en el cerro llamado San Lázaro, construido en 1657, durante la época colonial española; considerada una de las siete maravillas de Colombia e incluida dentro de la lista de Patrimonio de la Humanidad, como una de las más grandes estructuras construidas en territorio colombiano.

Actualmente está fortificación es un gran atractivo turístico por la curiosidad hacia la história y la cultura local, además de su gran tamaño que no pasa desapercibido, en la cima del cerro está presente una maravillosa vista hacia toda la ciudad, alrededor del lugar puede encontrar hermosos restaurantes de comida típica, así como tiendas de recuerdos y artesanías.

Torre del Reloj

En sus inicios de construcción era llamado Boca del Puente y fue construido como una entrada principal a la ciudad amurallada. Los arcos laterales de la torre funcionaban como cuartos para armaduras, en la actualidad dichos arcos están abiertos al público y tránsito ciudadano, pero en la antigüedad solo se permitía el ingreso por el arco de en medio.

Actualmente, es la entrada principal hacia la ciudad amurallada y un punto de encuentro clave a la hora de estar en grupos grandes, un lugar propicio para hacer espectaculares fotografías, y visualizar desde otro punto de vista el reloj público y el muelle de los pegasos.

El Cerro de la Popa

Descubierto por los españoles en el año 1510, como una enorme galera que sobresalía del mar, llamándolo cerro de la galera y a la cima “la popa de la galera”, entre 1606 y 1611 fue construida una hermosa iglesia y convento colonial por la “Orden de Agustinos Recoletos”, el claustro del convento de la popa es uno de los más hermosos de la ciudad colonial y de Colombia.

Actualmente en el mes de enero se celebran las fiestas de la virgen de la candelaria, la cual está enmarcada en una pintura colonial en la cima del cerro y es bajada y paseada alrededor por todos los creyentes en dichas fiestas, también se hacen demostraciones de sus canciones y ritmos musicales como la cumbia.