El acto realizado el pasado 6 de mayo donde se declaró la elección de Antonio Quinto Guerra Varela quedó anulado. Así lo definió este martes el Tribunal Administrativo de Bolívar en un fallo de primera instancia que le da la razón a la Procuraduría General de la Nación que demandó su elección.

De acuerdo con el Tribunal supremo, Quinto Guerra estaba totalmente inhabilitado para aspirar a la Alcaldía Mayor de Cartagena, esto debido a que Guerra celebró un contrato y un otrosí con el Ministerio de Vivienda en el año inmediatamente anterior a su aspiración a alcalde de Cartagena en elecciones atípicas.

La demanda de nulidad fue interpuesta el pasado 22 de mayo por Germán Calderón España, procurador delegado para la Vigilancia Administrativa y Judicial, quien solicitó a los magistrados suspender provisionalmente los efectos de los actos de elección de los formularios E-24 y el acta general de escrutinio en los que se consignaron los resultados de las elecciones atípicas que se celebraron en Cartagena el pasado 6 de mayo, en donde Quinto Guerra resultó ganador con un total de 72.111 votos, el 43 % de la población que acudió a las urnas ese día.

El procurador delegado en el documento de demanda expresó que “es claro que el señor Antonio Quinto Guerra Varela suscribió días anteriores a su elección, dentro del año inmediatamente anterior, un contrato de prestación de servicios con el Ministerio de Vivienda para ejecutar recursos de agua potable y saneamiento básico en todos los municipios del departamento de Bolívar, incluyendo Cartagena, lugar de las elecciones, con una ejecución de los mismos en los que influenció a las comunidades puesto que estructuró planes, estrategias y programas en su calidad de asesor jurídico”.