Si lo hacen enfadar, Miguel Borja sale al respaldo de Nacional. Tocado en su orgullo por el golazo de tiro libre con el que César González lo envió al entretiempo 0-1 abajo, el verde remontó en nueve minutos con un doblete de su goleador que además marca diferencia frente a los brasileños. Les hizo ocho tantos en cuatro partidos por Libertadores y Sudamericana.

La confusión del primer tiempo puso en riesgo su clasificación a las semifinales. Sin precisión con el buen pie de Alejandro Guerra y Macnelly Torres para tocar en corto, abusó del juego largo que favoreció la intención defensiva de Coritiba. Guerra mandó arriba el único mano a mano que tuvo con el portero Wilson, mientras que González venció a Leandro Armani con un derechazo al ángulo.

La siesta terminó en el complemento. Andrés Ibargüen se apoderó de la banda izquierda y encerró a los visitantes. Se contagiaron “El Lobo” y Macnelly que le regresaron al equipo su mejor versión. De una pared salió una habilitación para Borja que de media distancia empató. Ocho minutos después, recuperó el cupo a la próxima fase con otro gran gol de media vuelta a la salida del tiro de esquina.

golazo-miguel-borja

Dueño del partido, cerró la cuenta con una pena máxima por una mano que no existió. El goleador le pegó arriba con potencia para festejar su primera tripleta con Nacional.

Se llevó un susto, lo desafiaron en su estadio, pero la categoría de su mejor jugador lo rescató. El toque corto nunca lo traiciona, aunque apeló a él cuando se vio en problemas.

El campeón de América buscará su paso a la final frente Cerro Porteño que ya eliminó a dos colombianos.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente