Trolls, el ejército digital que usa Maduro para manipular redes sociales

308
MaduroPinocho

Las redes sociales se han convertido en una ventana informativa para los venezolanos, debido a la censura que el Gobierno de Nicolás Maduro ha impuesto a los medios de comunicación televisados, de prensa y radiales, obligando así a la sociedad a recurrir a las diversas plataformas online en las que los tentáculos de la mordaza aún no han podido ingresar.

Twitter, pasó de ser una red para el esparcimiento a ser la herramienta preferida de los periodistas para difundir información, lo que ha generado un espacio para que la comunidad de usuarios que la conforman, puedan realizar denuncias y divulgar fotografías o videos de interés colectivo. Es por esta razón que, ante la imposibilidad del gobierno de controlar la popular red y el gran alcance noticioso que se ha logrado a través de esta, ha decidido sumarse a la emisión de información de manera masiva, y para lograr posicionarse dentro del espacio web, ha creado un ejército de trolls cibernéticos.

La redacción de El Cooperante, tuvo acceso exclusivo a un documento creado por el Ministerio del Poder Popular para las Relaciona Interiores, Justicia y Paz, en el cual se detallan los pasos a seguir para lograr controlar, en la medida de lo posible, la información que se distribuye a través de la red del pajarito azul y de otras plataformas como Instagram, Google+, Facebook y Youtube. El “Proyecto de Formación del Ejército de Trolls de Venezuela para Enfrentar la Guerra Mediática“, propone, entre otras medidas, que un solo usuario maneje 23 cuentas en las diversas redes y crear perfiles falsos de la contraposición política para replicar información no veraz.

En el manual, se explican cuáles son los “pelotones” que deben formarse  y cómo estos deberán manejar las cuentas en Twitter, Facebook, Youtube, y otras, para lograr su cometido. Asimismo, se menciona que para llevar a cabo este plan, se necesitan instalaciones físicas, las cuales, están clasificadas por puestos comando: creativo, de sistema y de ataque; cada uno, con funciones específicas a cumplir y conformado por un equipo multidisciplinario, en el que se incluyen periodistas, diseñadores, programadores, creadores de cuentas y creadores de falsos positivos para confundir a la oposición.

No obstante, se señalan los pasos a seguir para crear páginas web que “estarán dedicadas a cubrir noticias de diferentes ámbitos. Algunas con línea política pro gobierno y otras de oposición para poder llegar a este público”, además de la compra de cuentas de Twitter con más de 400 mil seguidores, y de Instagram con más de 1000, las cuales son utilizadas principalmente para posicionar tendencias que beneficien al gobierno nacional y perjudiquen a la oposición.

Entre las “necesidades para reforzar los trolls” en las redes sociales, destaca la creación de grupos de Whatsapp, Telegram y otras plataformas similares a estas, así como múltiples líneas celulares para la verificación de cuentas en las diversas redes sociales. También, se menciona la inversión de publicidad en el buscador Google.

De acuerdo con la información provista por el folleto, el gobierno tiene 500 perfiles falsos en Twitter, los cuales manejan a través del programador TweetDeck,con el fin de mantener la actividad promotora en favor a la “revolución” las 24 horas del día.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente