Trump exhorta a coalición de naciones en Medio Orient

246

El presidente Donald Trump ofreció un importante discurso este domingo ante líderes de mayoría musulmana, considerado la pieza central de su visita de dos días a Arabia Saudí, reseñó Voanoticias.

En su mensaje, el presidente que durante su campaña electoral ofreció frecuentes episodios de retórica antiislámica y criticó a su rival, Hillary Clinton, por no hacerlo, moderó sus palabras sobre el islam y presentó el desafío del extremismo no como una batalla entre religiones sino una “batalla entre el bien y el mal”.

“Nuestra meta es una coalición de naciones que compartan el objetivo de erradicar el extremismo y proveer a nuestros hijos un futuro de esperanza en en que se honre a Dios”, dijo Trump en su discurso.

“Los terroristas no rinden culto a Dios, rinden culto a la muerte”, apuntó. “Sáquenlos de sus lugares de culto… sáquenlos de las tierras sagradas”, les urgió.

“Cada país en la región debe asegurarse que los terroristas no hallen santuario en sus territorios”, agregó.

Trump también anunció un pacto entre las naciones presentes para cortar el financiamiento a los terroristas, el cual será manejado por Estados Unidos y Arabia Saudita.

El discurso coincide con un momento de acercamiento a los aliados árabes de Estados Unidos, y Trump se reunió con mandatarios de varios países, como Egipto y Catar, antes de una mesa redonda con el Consejo de Cooperación del Golfo y de acompañar al rey saudí, Salman, a la inauguración de un nuevo centro antiterrorista en Riad.

Ese mensaje de alianza se reforzó en una reunión con el presidente de Egipto, Abdul Fatá el Sisi, en la que Trump celebró la decisión de su homólogo de liberar el pasado mes de abril a la trabajadora humanitaria egipcio-estadounidense Aya Hijazi, que llevaba casi tres años detenida en el país.

El Sisi invitó a Trump a visitar Egipto, señalando que “Usted tiene una personalidad única capaz de hacer lo imposible”. Mientras los asistentes reían, Trump respondió: “Estoy de acuerdo”.

En un encuentro anterior con el rey de Bahrein, Trump dijo que los dos países “tienen una relación maravillosa” pero que “ha habido un poco de tensión” y prometió una mejora de cara al futuro. El mandatario no especificó qué tensiones debían resolverse. Los dos países tienen una antigua alianza militar, aunque Estados Unidos criticó la gestión bahreiní de las protestas en su territorio durante la Primavera Árabe.

También resultaba llamativa la ausencia de las referencias a la democracia y los derechos humanos en la declaración preparada de Trump. Se trata de dos temas que los mandatarios árabes a menudo perciben como reproches de Estados Unidos, y en su lugar se mencionan los objetivos más limitados de paz y estabilidad.

“No estamos aquí para dar lecciones, para decir a otros pueblos cómo vivir, qué hacer o cómo ser. En cambio, estamos aquí para ofrecer colaboración en la construcción de un futuro mejor para todos nosotros”, indicó el texto.

Dos fuentes diferentes proporcionaron a AP copias del borrador del discurso, descrito como una pieza clave del viaje. La Casa Blanca confirmó que el borrador era auténtico, pero advirtió que el presidente aún no había confirmado el texto final y podría haber cambios.e conferencias.