El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró en una entrevista al medio ‘Axios’ de la cadena HBO, que firmará un decreto presidencial que eliminaría el derecho a la ciudadanía a quienes nazcan en Estados Unidos, hijos de padres inmigrantes en situación ilegal.

“Siempre me dijeron que es necesaria una enmienda constitucional. ¿Adivina qué?, no es así. (…) Somos el único país del mundo donde una persona viene, tiene un bebé y el bebé es ciudadano de Estados Unidos. Es ridículo”, afirmó el mandatario durante la entrevista.

La decisión del político republicano implicaría, según algunos analistas, una violación de la Constitución, que fue enmendada hace 150 años: “todas las personas nacidas o nacionalizadas en Estados Unidos y sujetas a su jurisdicción son ciudadanas de Estados Unidos”, asegura la carta política.

Vale la pena recordar que acabar con la ciudadanía automática por derecho de nacimiento fue una de las propuestas hechas por Trump durante la campaña electoral por la presidencia en agosto de 2015. “Los hijos de ilegales tienen que irse”, afirmó en ese entonces.

Trump, habría retrasado su iniciativa para consultar con sus abogados si era necesaria una enmienda constitucional y ahora optará por un decreto presidencial. Aún no está claro cuando se firmará dicho decreto y si en realidad cuenta con la autoridad para despojar de la ciudadanía a los nacidos en Estados Unidos.

Algunas asociaciones de inmigrantes han manifestado que no creen que se aplique la medida y varios expertos jurídicos han señalado que el proceso podría acabar en el Tribunal Supremo.

Frente al tema de la caravana de migrantes que avanza por México hacia Estados Unidos y que anteriormente habían expresado el deseo de que sus hijos sean norteamericanos, Trump aseguró qué “eso es ridículo y tiene que terminar”. De tal forma, el presidente anunció el pasado lunes que construirá “ciudades de carpas” y enviará a la frontera cerca de 5000 soldados para contenerlos.

Desde su cuenta Twitter Trump lanzó una advertencia, “muchos pandilleros y algunas personas muy malas se mezclan en la caravana que se dirige a nuestra frontera sur. Por favor, regresen, no serán admitidos en Estados Unidos a menos que pasen por el proceso legal. ¡Esta es una invasión de nuestro país y nuestro ejército los está esperando!”

Crédito: Agencia RedMedios