Turquía decreta el Estado de Emergencia durante tres meses

227

TurquíaConsiderando que la amenaza golpista todavía no ha terminado, el Consejo de Ministros declaró esta noche el Estado de Emergencia (OHAL) en el país. El mismo presidente Recep Tayyip Erdogan había dado señales de esta intención durante una entrevista, anterior al anuncio de la medida, al canal Al Jazeera. En el pasado, esta medida se decretó para combatir a la guerrilla kurdoturca PKK. Su controversia residió en el dolor que causó en los civiles durante la década de los 90.

El Consejo de Seguridad Nacional (MKG), que concentra a la cúpula militar y política del país, se reunió este miércoles durante cinco horas, de forma extraordinaria, por primera vez tras el golpe de Estado que costó 448 vidas en Turquía. Luego, Erdogan presidió el encuentro del primer ministro Yildirim con sus ministros. Era ya de noche, y a mitad del encuentro el jefe de Estado salió del salón para protagonizar una jugosa entrevista con el canal catarí al Jazeera.

En ella, sorpresivamente, Erdogan reconoció “fallos” de los servicios secretos turcos (MIT) en la antesala de la fallida asonada. Lo ejemplificó asegurando que supo de ella gracias a su cuñado, y que al principio “no quise tomármelo en serio. […] Pero adoptamos las medidas necesarias tras confirmarlo por la Inteligencia y algunos canales más. […] Entonces fuimos a Estanbul desde Dalaman”, explicó. El Presidente escapó por los pelos de un comando que trató de capturarlo en su hotel de veraneo.

Erdogan volvió a insistir en Al Jazeera de la maquinación de su ex aliado y archienemigo, elteólogo Fetullah Gülen, en el intento de derrocar el gobierno del islamista Partido Justicia y Desarrollo (AKP). Añadió la posibilidad de que países extranjeros estuviesen implicados, pero no nombró a ninguno. La entrevista, en directo y con intérprete, contó además con una crítica al ministro de Exteriores francés, por cuestionar una posible erosión democrática tras el golpe. “Métete en tus asuntos”, le dijo.

No obstante, Erdogan sí tiró del ejemplo francés cuando se le preguntó si tenía en mente la declaración del Estado de Emergencia en Turquía. “Francia también lo declaró”, respondió. El líder turco, cuya imagen sale reforzada tras el fracaso de la intervención militar, subrayó, evidenciando su desdén hacia las críticas en la prensa, que “nunca he sido anti medios, pero la libertad de expresión no debería ser usada como un arma”.

Más allá, insistió en su intención de firmar la reintroducción de la pena de muerte “si la aprueba el Parlamento” y negó ser “autoritario”. “Permaneceremos bajo un sistema con un parlamento democrático, y nunca nos alejaremos de él”, sentenció Recep Tayyip Erdogan.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente