Además de llevar la bolsa de palos del golfista, un cadi se vio obligado a ahuyentar a un cocodrilo durante un partido de golf en Carolina del Sur (EEUU).

La aparición de cocodrilos no es algo raro en los campos de golf de gran parte del sureste de los Estados Unidos. El PGA Tour, principal circuito de golf profesional de EEUU, recordó recientemente en sus redes sociales una participación especial de uno de esos reptiles en el torneo.

En una etapa del torneo llevado a cabo en la ciudad de Hilton Head Island en 2012, una bola lanzada por el jugador Brian Gay aterrizó cerca de un lago. En la orilla, se encontraba un cocodrilo, detalló el portal Golf.

Sin embargo, como si de un gatito se tratara, el cadi veterano Kip Henley ahuyentó al enorme animal para que Brian pudiera ejecutar su próxima jugada.