Un cuarto desordenado en realidad podría ser mejor para tu salud

222

Por lo general hay dos tipos de personas en el mundo, aquellos quienes no pueden comenzar el día sin “tender” su cama, y los que ni siquiera le encuentran una razón de tenerla ordenada.

Y ahora la ciencia le da un poco de razón a los que están en este último grupo, ya que la ciencia ha encontrado que un cuarto desordenado en realidad podría ser mejor para tu salud.

Esto se debe a los ácaros del polvo, las pequeñas criaturas microscópicas que desencadenan el asma y las alergias en algunas personas, estos arácnidos prosperan en condiciones húmedas y cálidas de una cama perfectamente hecha, pero se secan cuando las mantas se están fuera.

Si acabas de ir a tu dormitorio y arrancaste el edredón, no te asustes. Los ácaros del polvo son una parte natural de nuestras vidas, y en este momento hay probablemente alrededor de 1,5 millones de ellos que viven en tu cama,  y cada noche tienen un festín con tus células viejas de la piel. Eso es bastante asqueroso, pero para la mayoría de nosotros no es realmente un problema, ya que nunca lo notamos.

Pero existe un montón de gente que son alérgicas a sustancias producidas por los ácaros del polvo y para ellos, los pequeños insectos pueden provocar tos permanente, estornudos, picazón en los ojos y el asma. Estos síntomas pueden ser particularmente mayores cuando se despiertan por la mañana.

Un equipo de científicos, de la Universidad de Kingston en Inglaterra,  utilizó un modelo informático para predecir cómo los ácaros del polvo podrían enfrentarse en una gama de diferentes condiciones.

Encontraron que el mejor momento para los ácaros del polvo es cuando estamos en la cama con ellos en la noche, haciendo cosas todo húmedo y cálido bajo las sábanas con nuestro sudor. Pero simplemente proporcionar un espacio para que tu cama “respire” durante el día podría ser suficiente para reducir su número.

Sabemos que los ácaros sólo pueden sobrevivir mediante la ingestión de agua de la atmósfera utilizando glándulas pequeñas en el exterior de su cuerpo“, aseguró el investigador Stephen Pretlove. “Algo tan simple como una cama sin hacer durante el día puede eliminar la humedad de las sábanas y el colchón por lo que los ácaros se deshidratan y finalmente mueren.”

El estudio, que fue publicado en Experimental & Applied Acarology.

Investigadores siguen esperando nuevos resultados para probar que una cama sin hacer realmente puede matar a los ácaros del polvo. Pero hasta entonces, sigue siendo una muy buena excusa para la próxima vez que alguien te juzgue por no hacer tu cama por la mañana.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente