Un potente deslizamiento de tierra arrastró hacia el mar ocho casas en la costa norte de Noruega. Afortunadamente no hubo que lamentar ni víctimas mortales ni heridos.

Ocurrió en el municipio de Alta, donde el miércoles por la tarde una enorme porción de tierra de unos 600 metros se hundió en el mar.

Uno de los testigos logró grabar un impresionante video del momento, en el que se ve como la tierra se adentra en el mar con todos los edificios construidos en ese terreno.

Los socorristas llegaron al lugar del desastre por aire y por mar, ya que la inestabilidad del suelo imposibilitaba el acceso por vía terrestre. Durante la operación de rescate una persona fue evacuada