La batalla del Berézina (o Berésina, del bielorruso Бярэ́зіна) empezó el 26 de noviembre de 1812, entre el ejército francés de Napoleón Bonaparte, en retirada después de su invasión de Rusia y los ejércitos rusos dirigidos por Mijaíl Kutúzov, Peter Wittgenstein y el almirante Pável Chichágov.

Para los ejércitos franceses era vital el cruce del río Berézina cerca de Borísov, actual Bielorrusia, y la batalla terminó con un resultado incierto. Los franceses sufrieron fuertes pérdidas pero lograron cruzar el río y evitaron ser atrapados y aniquilados. Desde entonces, el término “Bérézina” se ha utilizado en francés como sinónimo de “desastre”.

Tras su fallido intento de conquistar el Imperio ruso, la fuerza superviviente de la Grande Armée, presa del frío y del hambre, emprendió su retirada hacia el oeste, mientras el contraataque del Ejército Imperial Ruso se aproximaba a ellos.

Berezina napoleon

Los franceses habían sufrido una derrota tan sólo dos semanas antes, durante la batalla de Krasnoi. Sin embargo, los refuerzos que habían sido estacionados cerca del Berézina durante el avance inicial de Napoleón a través de Rusia llevaron la fuerza numérica de la Grande Armée de nuevo hasta unos 30.000 a 40.000 soldados en condiciones de luchar, así como 40.000 no combatientes. Los rusos tenían aproximadamente 61.000 soldados próximos al Berézina, con otros 54.000 a las órdenes de Mijaíl Kutúzov a solo 64 km al este acercándose al río.

El cruce del río Berézina fue la catástrofe final de la campaña francesa de Rusia, diezmó al ejército de Napoleón y marcó un punto de inflexión en el devenir de las Guerras Napoleónicas.

En las semanas siguientes, la Grande Armée continuó su penosa retirada, y el 14 de diciembre de 1812 salió del territorio ruso.

La leyenda popular afirma que únicamente 22.000 de los hombres de Napoleón sobrevivieron a la campaña de Rusia. Sin embargo, algunas fuentes afirman que más de 380.000 soldados perdieron la vida.​ Además, cerca de 100.000 prisioneros franceses fueron capturados por los rusos.

Te puede interesar:

Un día como hoy: Nace Napoleón Bonaparte, emperador de Francia