El 12 de junio de 1929, naciò en Fráncfort del Meno, Alemania Annelies Marie Frank, conocida como Ana Frank, la niña del diario más famoso del mundo. En sus escritos, dejó plasmada su historia, sus sueños y las vivencias de esos dos años de encierro, junto a su familia de origen judío, durante la ocupación del Ejército Nazi en Europa.

Fue justamente un 12 de junio de 1942, cuando cumplía 13 años, que su padre le regaló un cuaderno forrado en tela cuadrillé con una pequeña cerradura. En el mismo, la niña comenzó a escribir su dramática experiencia durante su estancia en un ático en Ámsterdam (Países Bajos).

La razón por la cual la joven y sus parientes decidieron confinarse fue para huir de los campos de exterminio, construidos por Adolf Hitler para asesinar masivamente a los judíos, quienes eran arrestados en cada país ocupado de Europa.

Desde el 9 de julio de 1942 hasta el 4 de agosto de 1944 la familia Frank vivió en el refugio que Ana llamó “la casa de atrás”.

El martes 1 de agosto de 1944, Ana escribió por última vez. Tres días después a su último relato “los escondidos” (en el que relataba el cautiverio) fueron encontrados y deportados al campo de tránsito de Westerbork. El 2 de septiembre de 1944, Ana Frank es enviada al campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau.

Víctima del tifus, Ana murió en el campo Bergen-Belsen en marzo de 1945, a los pocos días de que muriera su hermana Margot y también faltando poco para el final de la Segunda Guerra Mundial.