La Conferencia de Teherán se celebró del 28 de Noviembre 1943 al 1º de Diciembre y constituyó el punto culminante de la cooperación en el seno de la Gran Alianza. Los éxitos del ejército soviético y la inminencia de la apertura de un segundo frente en Europa occidental permitieron que el primer encuentro entre Stalin, Churchill y Roosevelt se desarrollara en un ambiente de gran cordialidad.

Las decisiones principales que se adoptaron fueron las siguientes:

  • Acuerdo sobre la partición y desmembramiento de Alemania tras la derrota del régimen de Hitler.
  • Pese a la aprensión de las potencias occidentales se acuerda el “desplazamiento de Polonia hacia el oeste”. La frontera soviética llegaría hasta la línea Curzon y a cambio Polonia se anexionaría territorios orientales alemanes.
  • Se comenzó el debate sobre la organización concreta de la futura Organización de las Naciones Unidas, aprobándose un acta sobre la cuestión.

Conferencia de Teherán (28 de noviembre al 1ero. de diciembre de 1943): Declaración de las 3 Potencias

El presidente de los Estados Unidos, el primer ministro de Gran Bretaña y el premier de la Unión Soviética, nos hemos reunido durante estos cuatro días, aquí, en la capital de nuestro Aliado, Irán, y hemos delineado y confirmado nuestra política común.
Expresamos nuestra determinación de que nuestras naciones deberán trabajar juntas en la guerra y en la paz que le seguirá.

Para la guerra, nuestros estados mayores se han unido en nuestra mesa redonda de discusiones, y hemos concertado los planes para la destrucción de las fuerzas alemanas. Hemos alcanzado un completo acuerdo en cuanto a la profundidad y duración de las operaciones ha ser llevadas a cabo en el este, en el oeste y en el sur.

El entendimiento común al que hemos llegado garantiza que la victoria será nuestra.
Para la paz, estamos seguros que nuestro acuerdo nos llevará a una paz duradera. Reconocemos totalmente la suprema responsabilidad que descansa en nosotros y en todas las Naciones Unidas de construir una paz que lidere la buena voluntad de todos los habitantes del mundo y de excluir el azote y el terror de la guerra por muchas generaciones.

Conjuntamente con nuestros asesores diplomáticas hemos analizado los problemas del futuro. Debemos buscar la cooperación y activa participación de todas las naciones, grandes y pequeñas, cuyos pueblos estén dedicados en pensamiento y corazón, como nuestros propios pueblos, a la eliminación de la tiranía y la esclavitud, de la opresión y la intolerancia. A ellos los recibiremos, si así deciden hacerlo, en una nueva familia de Naciones Democráticas.

Ninguna potencia en la tierra podrá evitar que destruyamos los ejércitos alemanes en la tierra, sus U-Boats en el mar, y sus fábricas militares desde el aire.
Nuestro ataque será implacable y en constante aumento.
Desde estas cordiales conferencias vemos con confianza el día en que todos los pueblos del mundo puedan vivir libres, sin ser alcanzados por la tiranía, y de acuerdo a sus deseos y a su conciencia.
Vinimos aquí con esperanza y determinación. Nos vamos como amigos en los hechos, en el espíritu y en nuestro objetivos.

Declaración de las Tres Potencias respecto a Irán
El presidente de los Estados Unidos, el premier de la Unión Soviética y el primer ministro del Reino Unido, habiendo consultado entre ellos y con el primer ministro de Irán, desean declarar el mutuo acuerdo de sus tres gobierno respecto de sus relaciones con Irán.

Los gobiernos de los Estados Unidos, la Unión Soviético y el Reino Unido reconocen la asistencia que Irán a brindado en la guerra contra el enemigo común, particularmente al facilitar el transporte de suministros desde ultramar hasta la Unión Soviética.

Los Tres Gobiernos reconocen que la guerra ha ocasionado especiales dificultades económicas a Irán, y han acordado que continuarán otorgando al Gobierno de Irán la asistencia económica en cuanto les sea posible, teniendo en cuenta las grandes demandas requeridas de ellos por las operaciones militares en todo el mundo, y considerando la carencia mundial de transportes, materias primas y suministros para el consumo de la población civil.

Con respecto al período de post-guerra, los gobiernos de los Estados Unidos, de la Unión Soviética y del Reino Unido acuerdan con el gobierno de Irán que cualquier problema económico que enfrente Irán al cese de las hostilidades recibirá especial consideración, junto con aquellos que sufran otros miembros de las Naciones Unidas, de parte de conferencias o agencias internacionales ya existentes o creadas para tratar con problemas económicos internacionales.

Los gobiernos de los Estados Unidos, de la Unión Soviética y del Reino Unido sostienen junto al Gobierno de Irán el deseo de mantener la independencia, soberanía e integridad territorial de Irán. Cuentan con la participación de Irán, junto con las otras naciones amantes de la paz, en el establecimiento de la paz, la seguridad y la prosperidad internacional luego de la guerra, de acuerdo con los principios de la Carta del Atlántico, la que ha sido firmada por cuatro gobiernos.

Conclusiones militares de la Conferencia de Teherán

La Conferencia:
Acuerda que los partisanos yugoslavos deberán ser apoyados con suministros y equipamiento hasta donde sea posible, y también con operaciones comando;
Acuerda que, desde el punto de vista militar, sería altamente deseable que Turquía entrara en guerra del lado de loa Aliados antes del fin del año.

Toma nota de la declaración del Mariscal Stalin que si Turquía se encontrara en guerra con Alemania, y que entonces Bulgaria declarara la guerra o atacara a Turquía, la Unión Soviética entraría inmediatamente en guerra con Bulgaria. La Conferencia también tomó nota de que este hecho podría se declarado explícitamente en las negociaciones que se llevarán a cabo para que Turquía entre en guerra.

Toma nota que la Operación Overlord será lanzada en mayo de 1944, junto con una operación contra el sur de Francia. La operación será llevada a cabo con la fuerza más poderosa que permita ser transportada por los buques de desembarco existentes.

Además, la Conferencia tomó nota de la declaración del Mariscal Stalin, en el que dijo que las fuerzas soviéticas lanzarán una ofensiva al mismo tiempo con el objeto de evitar que las fuerzas alemanas sean transferidas del frente este al oeste.

Acuerdan que los estados mayores de las Tres Potencias deberían de ahora en adelante mantenerse en estrecho contacto sobre lo relativo a las inminentes operaciones en Europa. En particular se acordó que se un plan de cobertura para desconcertar y engañar al enemigo respecto de estas operaciones debería ser concertado entre los estados mayores.