Bajo el nombre de la operación ‘Causa Justa, se llevó acabo la última intervención de Estados Unidos de  la guerra fría, 26,000 militares estadounidenses desembarcaron el 20 de Diciembre de 1989 con el fin de arrestar al entonces jefe de Estado y comandante de las fuerzas armadas, Manuel Antonio Noriega.

¿Por qué Estados Unidos intervino? repaso histórico

1903, Panamá se independiza de Colombia con el apoyo de Estados Unidos, a cambio los panameños  cedieron los derechos de construcción y explotación del Canal de Panamá, una de las obras de ingeniería más ambiciosas, inaugurándose en 1914 y revolucionando el comercio mundial. Bajo la administración de Estados Unidos, el canal generó grandes ingresos para Estados Unidos, pero poco para los panameños, lo que desencadenó masivas protestas que abrieron las puertas a nuevas negociaciones.

Para 1977 se firma el tratado TorrijosCarter, llamado así por el nombre de los jefes de estado que lo firmaron, Jimmy Carter de Estados Unidos y Omar Torrijos de Panamá. Este tratado buscaba ceder la soberanía del canal de Panamá paulatinamente a los panameños. En 1981, en una misterioso accidente aéreo, muere el jefe de Estado panameño Omar Torrijos, su mano derecha el comandante Manuel Antonio Noriega obtuvo el poder del país, convirtiéndose en el hombre más poderoso de Panamá y uno de los más ricos, gracias a su relación con Narcos colombianos y con las guerrillas anticomunistas financiadas por Estados Unidos.

El inicio del fin (1984-1990)

1984, Hugo Spadaffora, periodista panameño, expuso en una de sus emisiones los negocios ilícitos que mantenía Noriega, su sentencia fue una brutal muerte, pero su legado motivó a las protestas dentro del país y visibilizó ante el mundo las violaciones de derechos humano y los negocios del jefe de estado panameño. La fiesta democrática se acercaba, Guillermo Endara era el eminente presidente electo, ponía en jaque el legado de Noriega, la represión militar hacia la oposición no tardó, pero fue expuesta en cadenas internacionales. Estas imágenes motivaron a Ronald Reagan a sancionar económicamente a Panamá y a pedir la renuncia de Noriega, la justicia americana lo declaró culpable por narcotráfico y blanqueo de dinero, esto obligó a Noriega a crear una campaña ‘’Anti Imperialista’’ y nacionalista, con el fin de generar en las masas el repudio a los ‘’Yankees’’.

En 1989, George Bush padre es elegido presidente de Estados Unidos y en uno de sus discursos públicos pidió la renuncia nuevamente de Noriega. La  guerra de discursos se extendió, Noriega por su parte el 16 de noviembre negó las pretensiones ‘‘imperialistas’’, pero el designio divino ya estaba escrito, ese mismo día un oficial panameño disparó y mató a un Marine estadounidense, lo que provocó cuatro días después el desembarco de 26,000 soldados, la Fuerza Armada y la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

Noriega se refugió en la embajada de Vaticano hasta el 3 de enero de 1990, cuando se rindió y se entregó para ser llevado a Florida. La guerra se extendió hasta el 31 de enero del mismo año. El saldo, de esperarse, miles de panameños muertos, 20,000 personas sin hogar, 23 militares estadounidenses caídos y el ascenso de Guillermo Endara al poder, quien había sido electo en la última fiesta democrática, pero a la que el comandante Manuel Antonio Noriega le había apagado las luces al ser el dueño de la ‘’casa’’.

Noriega fue juzgado 40 años por tráfico de drogas, asesinato, blanqueo de dinero y crimen organizado. Panamá se desmilitarizó y quedó bajo la seguridad de Estados Unidos.  En 1999 cumpliendo el tratado TorrijosCarter sale el último militar estadounidense de la zona.