Un enorme buque ruso se estrella contra un puente en Corea del Sur

337

El carguero ruso Seagrand, de 6.000 toneladas, chocó el 28 de febrero contra el costado del puente Gwangan en la ciudad portuaria surcoreana de Busan. La Guardia Costera local trató de advertir al capitán sobre el peligro, pero resultó que este no entendía bien el inglés.

El capitán de la embarcación, que llevaba casi 1.500 toneladas de bobinas de acero, desvió su rumbo y se estrelló contra el concurrido puente.

El accidente no produjo víctimas. No obstante, el puente resultó dañado y tiene un agujero de cinco metros.

Curiosamente, este no fue el primer incidente relacionado con el carguero a lo largo del día. Cuarenta minutos antes del choque, el Seagrand golpeó a un crucero amarrado, según informa el periódico The Korea Herald.

Tras detener a la tripulación del buque, los funcionarios de la Guardia Costera de Corea (KCG) constataron que el nivel de alcohol en la sangre del capitán ruso era de 0,086%, tres veces más alto que el límite legal.

Beber alcohol a bordo de la embarcación no está prohibido por la ley, siempre y cuando quien lo haya hecho no esté a cargo del barco.

La Guardia Costera aún no ha determinado si era el capitán quien estaba al mando en el momento del accidente.