Un gato salvaje salva a sus bebés de una serpiente

210

En este video pueden observar un felino salvaje tratando de salvar a su vida y la de sus hijos de un pitón que quiere estrangularlos. Se puede observar como la serpiente empieza a ascender desde abajo en posición de ataque, buscando el mejor momento para asechar la presa.

En el agujero se encuentra se encuentra el gato salvaje con sus crías, este trata de ahuyentar la serpiente haciendo ruidos y preparándose para atacarla.

Cuando el pitón intenta introducirse en el agujero, el gato salvaje se defiende mordiéndolo y arañandolo  evitando ser capturado por el resto del cuerpo de la serpiente para ser estrangulado.

Finalmente la serpiente decide retirarse para evitar ser maltratada y continua su camino.

Cabe resaltar el gran esfuerzo realizado por el felino para evitar que  sus cachorros se volvieran presa fácil.

¿Pueden las serpientes matar gatos?

Esto depende de la especie y/o tamaño de la serpiente y del gato. Una serpiente gigante de la familia de las constrictoras, como la pitón birmana o la Boa Constrictor, puede matar a un gatito o a un gato adulto.

Un pitón puede ser capaz de sorprender a un gatito y aplastarlo hasta la muerte.

Algunos gatos están más nerviosos que otros, lo que implicaría que podrían tener miedo de las serpientes. En la mayoría de los casos, un gato buscará cazar y atacar a una pequeña serpiente.

Las serpientes deben mantenerse alejadas de todos los demás animales, incluidos los felinos.

Asimismo, las serpientes salvajes pueden ser confrontadas por depredadores, como los gatos salvajes y domésticos, en el jardín o en el patio trasero.

A pesar de una apariencia que pone a la gente nerviosa, las serpientes son criaturas muy temerosas. Sospechan que cualquier cosa más grande que ellos tiene la intención de cazarlos y comérselos.

En el caso de los gatos, esta preocupación está justificada. Como los gatos tienen instintos naturales de caza, a menudo acechan a una serpiente.