Una cámara GoPro 360º ha captado el vuelo rasante del saltador base estadounidense Marshall Miller con un traje de alas (‘wingsuit’, en inglés) entre acantilados de nieve e hileras de árboles.

En el minuto 0:50, ese aventurero rompe cualquier regla de gravitación cuando logra flotar en el aire en posición vertical.

Generalmente, esta indumentaria permite que una persona se desplace en paralelo y, una vez se reduce su velocidad, empieza a caer y aterriza con la ayuda de un paracaídas.

Sin embargo, con algunos equipos más modernos se extiende la duración del trayecto de manera significativa.

Otro truco que ralentiza el proceso es alcanzar una velocidad suficiente para mantenerse perpendicular a la superficie sin moverse.