La última campaña de la marca italiana tiene como eslogan “enfréntate a tu ego”
El superdeportivo derrapa mientras una avioneta sobrevuela las alturas

Hace semanas un extrabajador de Lamborghini nos contó una tierna historia sobre el Miura que pisó la nieve y ahora, Lamborghini lo ha vuelto a hacer, en su última campaña publicitaria. Ha vuelto a conjugar las condiciones adversas con los superdeportivos de ensueño.

Los superdeportivos y la nieve son una asociación poco común, pero precisamente eso es lo que hace de esta experiencia algo singular. Equipado con un motor V12 de 740 caballos, el último lugar del mundo al que llevarías un Aventador S seguro que sería a un lago helado en Finlandia, pero en manos expertas y gracias a su tracción total, todo parece posible.

En el vídeo no vemos el coche durante el primer minuto pero, cuando aparece, merece la pena. Su baile al ritmo de la avioneta y su desafío a los elementos es casi hipnotizante.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente