Un libro destapa lo que ningún político quiere reconocer: en el futuro no habrá empleo para todos

221

RobotQuizá solo fue una premonición cuando una de las sagas de ‘Terminator’ se titulaba ‘La rebelión de las máquinas’. Ahora un libro escrito por Martin Ford, escritor de best sellers y emprendedor de Silicon Valley, avisa: las máquinas ahora vienen a por nuestros puestos de trabajo. Esta vez de verdad.

Martin Ford, un emprendedor norteamericano de Silicon Valley avisa en  ‘El auge de los robots’ que los robots van a dejarnos sin trabajo. A casi todos. Porque ha llegado el momento en que ellos mismos pueden encargarse de ellos. No nos necesitarán.

Entonces, empezarán a desaparecer empleos en todos los sectores, especialmente en aquellos que se denominan “de cuello blanco”, en las oficinas. Se acabó el Ciclo Dorado de la economía de las décadas pasadas donde los trabajadores adquirían nuevas habilidades y podían solicitar aumentos de sueldo. En Estados Unidos, en casi todos los sectores, los trabajadores ganan menos.

Ford anuncia que hemos entrado en una nueva era. Se define por “un cambio fundamental entre los trabajadores y las máquinas”. Ese cambio empieza por nuestra idea de la tecnología, pues siempre hemos pensado que la tecnología ayuda a los trabajadores. Esta vez es diferente. “Las máquinas mismas se están convirtiendo en trabajadores y la línea que dividía las habilidades laborales y el capital se está borrando como nunca”.

Y todo se debe al inmenso desarrollo tecnológico, que es mucho más exponencial de lo que nos imaginamos. Desde que se construyó el primer circuito integrado en los años cincuenta del siglo pasado hasta ahora, la velocidad de la tecnología es como un coche que empezó a viajar a pocos kilómetros por hora, a uno que viaja ahora a más de 600 millones de km/h.

“Como trabajador en la industria de la programación en los últimos 25 años”, dice Ford, “he estado observando en primera fila el extraordinario desarrollo de la computación”. Y lo que ha visto le ha asustado. Ford se ha dado cuenta de que cada vez hay menos necesidad de contratar empleados “para realizar las tareas rutinarias que antes se requerían para llevar cualquier negocio”, dice.

Ford pone un ejemplo. En 2009 escribió un libro donde decía que con el tiempo, los fabricantes construirían coches autónomos, esto es, sin conductor. Pues bien, ese ‘con el tiempo’ llegó al año siguiente, cuando Google anunció el diseño de su coche sin conductor.

El coche autónomo ya es una realidad. En Estados Unidos, tres estados han aprobado leyes que permiten la circulación de vehículos sin conductor siempre que sea a velocidad controlada. ¿Qué va a pasar con los taxistas?

Nadie está a salvo

Pero no solo con los taxistas. La Inteligencia Artificial ya está llegando a muchas áreas, incluido el periodismo. Hay programas capaces de generar noticias financieras basándose simplemente en las notas emitidas por las empresas cotizadas en bolsa, cuando anuncian sus resultados trimestrales. Una de esas empresas es Narrative Science.

No sabemos a ciencia cierta a quiénes y en qué medida va a afectar la evolución tecnológica, pero sí sabemos que en el próximo futuro habrá cada vez más desigualdades, y será más difícil hallar empleo. Los que desarrollen un trabajo sustituible por las máquinas,estarán en la cola del paro.

“A medida que las máquinas tomen el control de los trabajos rutinarios y predecibles, los trabajadores se enfrentarán a un desafío impredecible cuando intenten adaptarse”, añade Ford.

El libro ha sido calificado como “terrorífico” por un periodista de ‘The New York Times’. Y el editor de datos de ‘The Economist’ avisaba: “La gente de negocios, los hacedores de políticas y los profesionales de toda área deben leer este libro inmediatamente, antes de que los robots les roben sus empleos”.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente