Un máster en MBA puede mejorar la competitividad de la empresa

121
master en MBA


Las empresas mejoran su competitividad cuando aumentan los márgenes y por ende los beneficios. Esto puede hacerse a través de la reducción de cortes, y también aumentando los precios.

Estrategias que mejoran la productividad

Según los expertos, existen tres estrategias básicas para mejorar la competitividad. Una de ellas es el liderazgo de costes, estrategia orientada a la rotación. Precisamente el énfasis tecnológico busca el liderazgo de costes, con fundamento en todas aquellas economías de escala y aprendizaje que sean posibles, así como con la producción de grandes series que generan altas ocupaciones de la capacidad y, especialmente, a costes unitarios bajos (o lo que es lo mismo, altos volúmenes y bajos márgenes).

Otra estrategia es la diferenciación del producto, orientada en este caso al margen con cualidades distinguibles que hacen que se perciba como único. Dicha orientación da la posibilidad de vender el producto a un precio más caro, aumentando los márgenes.

La tercera estrategia es la segmentación del mercado, a través de la concentración en una parte pequeña del mercado, en un nicho o producto en particular que ningún otro competidor puede servir de forma tan eficiente, por ejemplo vendiendo un producto de gran calidad a un pequeño grupo de clientes. Se trata de la estrategia de bajo volumen y alto margen.

Comoquiera que sea, una empresa tan solo conseguirá aumentar su competitividad si logra disminuir o anular la competencia de sus competidores, y conseguir un poder sostenible más alto sobre el mercado.

¿De qué forma puede mejorar la competitividad de la empresa un MBA?

A través de un Máster en Business Administation (MBA) se puede aumentar esa competitividad, ya que estos estudios dan a los alumnos la formación necesaria para alcanzar puestos de responsabilidad en una empresa, adquiriendo aquellas habilidades directivas necesarias para gestionar empresas e instituciones.

El participante podrá potenciar y ampliar sus conocimientos en dirección y administración de empresas, trabajando con las principales herramientas de gestión y fortaleciendo sus habilidades y competencias directivas.

Competitividad Vs. Competencia

Hay que tener presente que la competencia no es lo mismo que la competitividad. Por competencia se entiende la lucha entre los operadores por conseguir una mayor cuota de mercado, en tanto que la competitividad hace referencia al potencial de cada operador para competir con el resto. Mientras que la competencia se refiere a una visión de corto plazo, la competitividad es de largo plazo. La empresa competitiva es la que desarrolla ventajas con respecto a sus competidoras.

Por un lado, el adjetivo “competente” se puede interpretar como aquel que tiene las cualidades o conocimientos adecuados para realizar un trabajo, o bien desempeñar una función, según unos parámetros concretos, definidos a priori. Y por el otro, la competitividad es un término relativo, en la medida que una empresa resulta más o menos competitiva según la operativa de las empresas con las que esta rivaliza en el mercado.

En definitiva, la competitividad consiste en la capacidad de una empresa para desarrollar y mantener sistemáticamente las ventajas con respecto a los demás oferentes, de modo que pueda alcanzar, conseguir y mejorar una posición destacada en el entorno en el que actúa, tanto en el presente como en el futuro.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente