En la parte alta del barrio Los Fundadores, Santa Marta un niño de 10 años fue víctima durante cuatro años de maltrato y encierro por parte de su propio padre, quien lo mantenía amarrado a la cama con una cadena.

El menor de edad logro escapar bajó del cerro y logro obtener ayuda de vecinos que inmediatamente lo reconocieron y lo llevaron a la estación de policía más cercana.
Los vecinos que lo reconocieron, auxiliaron y de inmediato lo condujeron a una estación de Policía.

El niño -en medio de lágrimas- contó que era golpeado constantemente por su papá, quien desde hace aproximadamente cuatro años le restringió las salidas de su casa.

Un vecino narró que el pequeño anteriormente era visto jugando en la calle, pero en un momento no se supo más de él. “Su papá aseguraba que su hijo se había ido a pasar vacaciones con la mamá y por eso ya no permanecía en el barrio”, indicó Alberto Guerrero.

Los vecinos del barrio aseguran que desde que el padre de este niño terminó la relación sentimental con su pareja, acostumbraba a consumir licor en exceso y tenía conductas agresivas, “sin embargo, nadie imaginó que tenía a su hijo en estas condiciones tan lamentables”, agregó otro vecino.

El menor presenta un alto grado de desnutrición y maltratos en el cuello donde, según dijo, lo mantenían amarrado con una cadena.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar atendió el caso y se encuentra haciendo los chequeos médicos al niño y conociendo de fondo la situación, con el fin de establecer las acciones que asumirá respecto a la custodia y las medidas legales contra el papá.