Colombia inauguró este mes su cuarto museo arqueológico que busca mostrar la historia de la primera ciudad española construida en tierra firme de América continental: Santa María de Belén la Antigua del Darién y el proceso que originó el mestizaje en este continente.

«Con este parque ofrecemos un nuevo espacio patrimonial y arqueológico que permite la salvaguardia de las culturas locales y del proceso histórico que dio origen al mestizaje en América», dijo sobre el museo la ministra de Cultura colombiana, Carmen Inés Vásquez Camacho, en declaraciones ofrecidas a Sputnik por su despacho.

El parque arqueológico, enclavado en la aldea Santuario, en el municipio de Unguía (Chocó), fue inaugurado el pasado 4 de abril luego de siete años de trabajo en el territorio, el mismo en el que hacia 1510 se fundó Santa María de La Antigua del Darién, eje de la conquista española en tierra firme y que estuvo perdida por casi 500 años.

«Entre los hallazgos arqueológicos más destacados del parque están piezas españolas como proyectiles para armas de fuego en plomo, balas de falconete, grilletes y monedas acuñadas», indicó el Ministerio de Cultura al precisar lo que los turistas pueden observar en el parque, cuya extensión es de cerca de 50 hectáreas.

Asimismo, precisó, en el lugar se encuentran «objetos pertenecientes a la cultura material indígena, como figuras antropomorfas, narigueras, manos de moler, pesas líticas para atarrayas, sellos de doble cara para decoración textil y piezas de coral».

Después de San Agustín e Isnos, Tierraadentro, y Teyuna Ciudad Perdida, Santa María de La Antigua del Darién es el más reciente parque arqueológico con el que cuenta Colombia, país que desde 1989 no inauguraba una muestra de este tipo.

«En el parque hay una gran riqueza cultural y social, representada por las comunidades indígenas kuna, embera dóbida y katío; poblaciones afrodescendientes y colonos de origen chocoano, cordobés y antioqueño. Es el único en Colombia donde se continúan realizando excavaciones arqueológicas dos temporadas al año», afirmó Vásquez Camacho.

Por su parte, Ernesto Montenegro, director general del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (Icanh), explicó, según el Ministerio de Cultura, que con el parque se cuenta con una nueva posibilidad «de contarles a los colombianos y a todos los visitantes cómo fueron los procesos tempranos de ocupación territorial por parte de los europeos sobre el espacio americano».

El lugar cuenta con senderos, áreas verdes y una casa museo con tres espacios de exposición, una sala de lectura, salones para el trabajo de investigación arqueológica y bodegas para las piezas halladas en más excavaciones.

«El proyecto tiene un aspecto social, ya que a medida que trabajamos vamos formando a los pobladores como obreros arqueólogos. Cada temporada dictamos clases universitarias a la gente que participa voluntariamente» explicó Alberto Sarcina, investigador del Icanh y encargado del proyecto.

La ciudad, que en su momento tuvo una población de dos mil españoles, se convirtió con el paso de los años en una ciudad fantasma, de la que solo quedan pisos, caminos y las bases de las construcciones, que eran construidas en madera y palma.

Santa María de La Antigua del Darién se convirtió en la capital de la Gobernación de Castilla de Oro, pero sólo permaneció durante quince años, ya que los colonizadores no se acostumbraron ni al clima ni a la comida del lugar, por lo que en 1520 se trasladaron por completo a lo que en la actualidad es Ciudad de Panamá.

Durante esta Semana Santa, así como por varias semanas más, el ingreso al parque será gratuito, pero posteriormente se cobrará un valor mínimo que garantizará el mantenimiento de la zona, precisó el Ministerio de Cultura.