En los alrededores de la ciudad de Nueva York, un perro robot ya forma parte del equipo de la policía y está encargado de mantener y vigilar el orden dentro de la “gran manzana”. Esta unidad, desarrollada por la empresa de ingeniería y robótica Boston Dynamics, ya se encuentra recorriendo las calles de Manhattan.

Conocido como Spot, el robot ya ha sido utilizado en diversas escenas del crimen, de acuerdo con el departamento de policía de Nueva York. La compañía desarrolladora manifiesta que tiene la capacidad de abrir puertas y de ser lo suficientemente fuerte para ayudar a remolcar un camión.

Su costo inicial es de 74000 dólares y está equipado con sensores, luces y cámaras capaces de recopilar datos ilimitados. Además, tiene integrado una sirena, un altavoz para abrirse paso en situaciones de peligro y  puede recorrer 5 km/h con casi 30 kilogramos de peso.

El despliegue de nuevas tecnologías con fines de seguridad pública se extiende en diversos países, con la implementación de sistemas innovadores y eficientes. En México, cada vez son más las empresas y agencias gubernamentales que adoptan la tecnología de los drones para obtener fotografías y vídeos de alta resolución en sus operaciones. Del mismo modo, en Estados Unidos la policía ya utiliza vehículos aéreos no tripulados con Inteligencia Artificial (IA) que pueden realizar tareas de manera autónoma.

En ese sentido, el uso que se ha dado a este tipo de equipos en agencias de gobierno y oficinas de seguridad no solo ha mejorado los resultados, sino también ha fortalecido la capacidad de investigación.

No obstante, las nuevas tecnologías también provocan reacciones adversas, algunas de ellas relacionadas con el miedo ante el aumento de la militarización policial, el coste de este tipo de dispositivos y la apertura a tecnologías más avanzadas y sofisticadas en un futuro no muy lejano (drones armados).

En respuestas a las preocupaciones de los ciudadanos, la policía de Nueva York respondió en sus redes sociales que durante muchos años se ha utilizado herramientas robóticas para negociaciones de rehenes y amenazas de explosivos.

Además, indicó que Spot está en un proceso constante de evaluación de sus capacidades.

Sin embargo, frente a la insistencia de la ciudadanía, el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) anunció que no continuará utilizando el robot de Boston Dynamics en sus próximos operativos.

Según publicó The New York Times, la recepción negativa del público frente a Spot, fue clave para dejar de lado el experimento. Por otra parte, John Miller,  subcomisionado de Inteligencia y Antiterrorismo de la policía neoyorquina, confirmó que el perro robot volverá a mano de sus creadores, ya que se  había convertido en “blanco de personas que lo utilizaban como pretexto para alimentar discusiones sobre cuestiones de raza y vigilancia”.

Por su parte, la empresa Boston Dynamics, remarcó que sus robots no fueron diseñados para ser utilizados como armas, infligir daño o intimidar a personas o animales.