Un profesor de inglés ganó $700,000 dólares por resolver un problema matemático de 379 años

148

Andrew WilesCuando Andrew Wiles tenía 10 años de edad, en la década de 1960, pasó a través de un libro en la biblioteca local llamado el último problema, que detalla una lucha de 330 años de edad, para resolver el problema sin resolver más largo en la historia de las matemáticas : el último teorema de Fermat.

Décadas más tarde, Sir Andrew Wiles, ahora profesor de matemáticas de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, ha sido galardonado con el prestigioso Premio Abel 2016, que es comparado con el Premio Nobel pero del mundo de las matemáticas. El premio, otorgado por la Academia Noruega de Ciencias y Letras, fue de  $ 700,000 dólares, algunos sugieren que no es una recompensa tan extravagante para una prueba descrita como “un momento trascendental para las matemáticas”. ¿Tú qué opinas?

Así que una vez que le joven Wiles puso los ojos sobre el último teorema de Fermat, quedó enganchado, y suponemos que nunca imaginó que el reto ocuparía las siguientes tres décadas de su vida.

Este problema me cautivó, es el problema de matemáticas más popular, aunque no sabía que lo era en el momento. Lo que me sorprendió fue que algunos de los  problemas sin resolver los podían entender niños de 10 años e incluso probar. Entonces lo intenté  todo mis años de adolescencia. Cuando fui por primera vez a la universidad pensé que tenía una prueba, pero resultó ser errónea “. Aseguró Wiles en The Guardian.

En pocas palabras, el teorema, formulado por el matemático francés Pierre de Fermat en 1637, afirma: “No hay soluciones con números enteros a la ecuación xn + yn = zn cuando n es mayor que 2.”

Mientras que el teorema se puede expresar en términos tan simples, la solución irritó a varios matemáticos unos 350 años antes de la primera prueba de Wiles fuera entregada en 1993. La solución de 200 páginas, fue el resultado de un intenso período de investigación que duró siete años, durante el cual Wiles dio una conferencia en la Universidad de Princeton. Cuando entregó la prueba en una serie de conferencias en la Universidad de Cambridge, una multitud de más de 200 investigadores en la audiencia estalló en aplausos.

¡Lo más sorprendente fue que ni siquiera Fermat no había terminado! Un matemático que revisó el trabajo original de Wiles, se dio cuenta de que existían errores en la solución, así que la prueba requería ser revisada.

La versión final fue publicada en 1995 con la ayuda de uno de los antiguos alumnos de Wiles, y la historia detrás de la solución del siglo, se publicó en un libro que se convirtió en un bestseller internacional .

Entonces, ¿cómo resolvió Wiles lo que otros no pudieron durante cientos de años? Abordó el problema desde un ángulo poco convencional, que combina elementos de tres ramas de las matemáticas: las formas modulares, curvas elípticas, y representaciones de Galois.

Ahora Wiles tiene el reconocimiento final, que es muy apropiado para una carrera que comenzó hace siglos. Por su parte, Wiles espera que sus esfuerzos animen a la próxima generación de niños curiosos de 10 años para sumergirse en los desafíos que las matemáticas ofrece.

¡Felicidades Andrew Wiles! 

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente