Este vídeo viral muestra cómo el puente sobre el río Humen, en China, se agita sobre el agua estando lleno de coches. Las imágenes son aterradoras, y los funcionarios cerraron el puente tan pronto como quedó libre de vehículos.

El puente colgante está tendido sobre el conocido como río Perla, y mide unos 3,5 kilómetros de extremo a extremo. Conecta el distrito de Nansha, en Guangzhou, con la ciudad de Humen, en Dongguan, y fue construido en 1997.

Aunque podría deducirse que el balanceo se debe a la resonancia armónica —un fenómeno en el que las longitudes de onda que se producen naturalmente coinciden y se magnifican unas con otras—, la razón es otra, según Popular Mechanics.

Los puentes colgantes se construyen de una forma especial para ser resistentes al viento. Pero, en el caso de este puente en particular, los ingenieros instalaron un muro de contención de 1,2 metros de altura en la cubierta del puente, creando así una enorme vela.

El viento pasa por encima del muro y crea un vacío de aire que tira de la superficie del puente hacia arriba y hacia abajo, y cuanto más fuerte es el viento, más se amplifica el efecto.

Te pude interesar: El impactante vídeo de la demolición del puente Morandi en Italia

Afortunadamente, nadie resultó herido, y el muro de contención se está tirando abajo. Sin embargo, no se sabe si los automovilistas chinos tienen ganas de volver a pasar por el puente.