Un gran incendio se declaró en una iglesia baptista situada en calle Lafayette de la ciudad de Wakefield, en el estado de Massachusetts (EE.UU.). Las terribles llanas dejaron el templo prácticamente reducido a cenizas.

Según informan medios locales citando a testigos, la causa del fuego fue el impacto de un rayo sobre el campanario, de 54 metros de altura. La iglesia, que tiene 150 años, quedó cubierta de llamas tras solo unos instantes, señalan los residentes que se encontraban en el lugar.

“Vi un rayo golpear el campanario, y el humo y sencillamente se incendió muy rápido”, relató Christian Bruno, un testigo.

El incendio se produjo alrededor de las siete de la tarde y el fuego se extendió rápidamente por toda la construcción. El campanario se desgajó del resto del edificio y cayó.

Un representante del cuerpo de bomberos de la ciudad explicó que en el momento del impacto del rayo había gente en el interior de la iglesia, pero nadie resultó herido.

En torno al centenar de bomberos combatió el incendio durante horas. Alrededor de la medianoche el fuego seguía devorando la iglesia, informaba Boston 25 News. El calor provocado por las llamas era tan intenso que se sentía en las calles anexas.