El video de un sacerdote de la Iglesia ortodoxa rusa que utiliza una manguera para rociar a sus feligreses con agua bendita durante un servicio religioso se ha hecho viral en la Red.

En las imágenes se aprecia cómo el clérigo oficia la misa hasta que, en un momento dado, levanta una manguera y dirige un chorro hacia los parroquianos, quienes reaccionan con risas y continúan entonando los himnos como si nada.

Al ser preguntado al respecto, el vicepresidente del Departamento Sinodal para las relaciones de la Iglesia ortodoxa rusa con la sociedad y los medios de comunicación, Vajtang Kipshidze, minimizó lo ocurrido.

La escena fue grabada durante las celebraciones de la Epifanía o Bautismo de Cristo, festividad en la que cada 19 de enero en Rusia se acostumbra salpicar a los fieles con agua bendita, comentó Kipshidze a la emisora Govorit Moskva, agregando que la manera específica en que se pone en práctica esa tradición es una cuestión de gustos de cada parroquia.

«Aquí no hay nada escandaloso» y «si [los parroquianos] lo consideran normal, no veo cuál sea el problema. Caso contrario, cabe preguntarle al propio sacerdote», resumió, añadiendo que la Iglesia no investigó dónde ocurrió el hecho.

Con información de:RT