Un solo antidepresivo cambia el cerebro

138

Una sola dosis de antidepresivo es suficiente para provocar cambios dramáticos en en la arquitectura del cerebro humano, de acuerdo con un nuevo estudio publicado el 18 de septiembre en la revista científica Current Biology.

La investigadora Juila Sacher, del Instituto Max Planck, y sus colegas realizaron tomografías a un grupo de personas que nunca habían tomado antidepresivos. Posteriormente les administraron una dosis de ISRS (inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina), un medicamento comunmente prescrito, y volvieron a monitorear su actividad cerebral.

Al cabo de tres horas, observaron cambios significantes en la conectividad del cerebro. Se redujo la conectividad intrínseca en la mayoría de las partes cerebrales, mientras que aumentó la conectividad dentro de dos regiones específicas del cerebro; el cerebelo y el tálamo.

“No esperábamos que el ISRS tuviera un efecto tan notorio en tan poco tiempo, ni que la señal resultante abarcara todo el cerebro”, declaró Sacher.

Si bien los ISRS se encuentran entre los antidepresivos más ampliamente estudiados y distribuidos alrededor del mundo, todavía no está del todo claro cómo funcionan. Se cree que los medicamentos cambian la conectividad cerebral en aspectos importantes, sin embargo, se pensaba que sus efectos tenían lugar en el plazo de semanas, no horas.

El hallazgo representa un importante paso hacia determinar la diferencia en los cerebros de quienes responden al ISRS y quienes no lo hacen. De esta manera, se podría saber qué pacientes se beneficiarían de estos medicamentos y cuáles requieren de otras terapias, con el fin de personalizar y optimizar el tratamiento de quienes sufren de depresión.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente