Un video grabado por un dron que muestra cómo un tiburón blanco nada a pocos metros de un grupo de niños se ha viralizado en las redes. En las imágenes publicadas esta semana por The Rogue Droner, los niños parecen no percatarse de la presencia del depredador, que asecha en la orilla de una popular playa de Nueva Gales del Sur (Australia).

En el clip de casi tres minutos se puede ver al tiburón acercándose cada vez más a los tres niños. El operador del dron explicó a Yahoo News Australia que el animal está buscando comida alrededor del muro rompeolas. Según él, resulta «bastante raro» ver a uno de estos depredadores «tan enérgico y tan cerca de la costa».

No están interesados en atacar.

Asimismo, explicó que estas imágenes demuestran que los tiburones «no están interesados en atacar activamente a los humanos».

Varios usuarios de YouTube respondieron positivamente a la publicación y muchos coincidieron en señalar que los tiburones no son un peligro. «Este video demuestra una cosa: los tiburones no son asesinos sin sentido», comentó un internauta.