Una adolescente fue violada en Tailandia por un grupo de 40 hombres, que entraron en su casa mientras sus padres estaban trabajando, informó esta semana el portal local The Nation.

Según la madre de la víctima, el primer abuso se produjo en mayo del año pasado, cuando un sujeto irrumpió en la casa familiar, ubicada en la localidad de Ban Koh Raet, cerca del centro turístico de Phuket (Tailandia). Fue entonces cuando se aprovechó de la inocencia de la niña y sin cesar abusó de ella sexualmente.

“Ya que mi marido y yo trabajamos como recolectores de cauchos, nos vemos obligados a dejar a nuestros hijos solos entre la medianoche y el amanecer”, explicó la madre de la joven a los medios.

Detalló que unos días más tarde el malhechor regresó con otro hombre y volvió a violar a la víctima.

Los abusos continuaron y la muchacha fue llevada a unas chozas, donde fue drogada y abusada en grupo. Se calcula que allí la violaron hasta 40 hombres diferentes.

La familia de la menor notó un cambio en su comportamiento y empezó a sospechar al darse cuenta de que la niña tenía miedo al caer la noche. Tras preguntarle insistentemente, finalmente confesó lo sucedido.