De acuerdo con este informe de la Situación de la Hemofilia en Colombia (publicado por la Federación Colombiana de Enfermedades de Alto Costo), hay un reporte de 2.170 casos en el país; y en total, 4.185 personas que presentan algún tipo de coagulopatía, es decir, déficit en su coagulación.

El documento también registra el crecimiento que ha tenido la prevalencia de la hemofilia y trastornos asociados a la coagulación de la sangre. Mientras en el 2015 había 7.3 casos por cada cien mil habitantes, tres años después el número se elevó a 8.5, es decir, 12 puntos en un periodo muy corto.

Lo anterior evidencia que cada vez hay más personas diagnosticadas que requieren un seguimiento médico oportuno y cambiar sus hábitos para evitar hemorragias que puedan poner en riesgo su salud.

¿Qué es la hemofilia y cómo tratarla?

La hemofilia es una enfermedad congénita que se caracteriza por una alteración en la coagulación de la sangre, que se debe a la falta de factores que permiten reducir el sangrado, o controlarlo, en caso de un golpe o lesión.

Una persona que padece esta patología presenta sangrados incontrolables o, como ocurre en algunos pacientes, sólo se diagnóstica hasta que se somete a alguna cirugía o intervención médica. En algunas situaciones los pacientes sufren hemorragias internas que pueden llegar a afectar tejidos y órganos, generando afectaciones más graves que en el peor de los casos pueden ocasionar la muerte.

Medimás EPS, referente en salud a nivel nacional, entrega una serie de recomendaciones para tratar adecuadamente esta enfermedad, a propósito de la conmemoración del Día Mundial de la Hemofilia.

  • Prevenir las hemorragias evitando actividades que puedan provocarlas.
  • Recurrir al médico en caso de tener sangrados graves, de manera recurrente.
  • Tener un estilo de vida saludable, practicando ejercicios que no involucren el contacto directo con otros. Se sugiere la natación, el atletismo, entre otros deportes.
  • Evitar medicamentos que en sus contraindicaciones adviertan sobre posibles riesgos, así como también inyecciones intramusculares u otro tipo de procedimientos que puedan generar sangrado.
  • Recurrir frecuentemente a consulta médica.

Una buena noticia para 537 personas con hemofilia en el país.

Un tratamiento, de acuerdo con la Federación Mundial de Hemofilia, puede ascender aproximadamente a 70 millones de pesos anuales por paciente. Una enfermedad de alto costo, que para los que no están asegurados o tienen dificultades para acceder a un servicio médico de calidad, resulta ser una gran desventaja.

Hoy encontramos 537 pacientes con hemofilia afiliados a Medimás EPS. En el transcurso de unos días, IPS Ayudhemos prestará servicios especializados a por lo menos 42 mil usuarios afiliados a la aseguradora, en 17 ciudades del país.

El nuevo operador, además de dar atención en pacientes con hemofilia y otras patologías, realizará entrega y aplicación de los medicamentos. Actualmente opera en Bogotá, Medellín, Ibagué, Yopal, Popayán, Florencia, Bucaramanga y Barrancabermeja.

Próximamente lo hará con sedes en Cali, Pasto, Neiva, Villavicencio, Pereira, Armenia y Manizales.