Una escuela de EU sustituye los castigos por la meditación

Algunos países e instituciones educativa han buscado romper con este modelo, tratando de encontrar soluciones más efectivas para la educación en una etapa tan crucial como la niñez.

429
Cargando...

El modelo educativo tradicional está demostrando ser cada vez más ineficiente en formar a los niños. En lugar de dotarlos con habilidades cognitivas y de pensamiento para solucionar problemas, el modelo se basa en la memorización de datos orientada a resolver pruebas estandarizadas.

Algunos países e instituciones educativas han buscado romper con este modelo, tratando de encontrar soluciones más efectivas para la educación en una etapa tan crucial como la niñez.

Japón y los países escandinavos son ejemplos de soluciones alternativas a la docencia, y ahora, una escuela en Estados Unidos se suma a la causa implementando la meditación sobre los castigos.

En Baltimore, Maryland, la escuela Robert W. Coleman lleva dos años con un programa de meditación llevado a cabo en conjunto con “Holistic Life Foundation”, que consiste en buscar métodos alternativos de corrección de conducta, en este caso recurriendo a la meditación.

En Estados Unidos, es usual que las escuelas públicas castiguen a sus alumnos infractores mandándolos a detención, que es un periodo extra-clases en el que los niños son obligados a estar, siendo obligados a estudiar o realizar tareas.

La meditación es una gran alternativa para este castigo, ya que ha reflejado beneficios que van más allá de la conducta escolar de los niños, reflejándose en la salud de los alumnos según estudios realizados por la escuela.

El castigo consiste en ser mandado a un cuarto dispuesto para la meditación, con todos los elementos necesarios para crear una atmósfera tranquila e idónea para el ejercicio mental. Ahí los alumnos hacen ejercicios de respiración y tienen conversaciones con sus instructores acerca de su conducta y acciones.

Este método innovador ha resultado ser todo un éxito, influyendo en la disciplina de la escuela al grado de que desde la implementación del programa no se ha dado ninguna expulsión de alumnos por indisciplina.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente