El agua subió hasta casi alcanzar los 160 centímetros, inundando por completo el principal punto turístico de la ciudad, la famosa plaza de San Marcos.

La turística ciudad de Venecia, al noreste de Italia, está acostumbrada al fenómeno del ‘acqua alta’, las mareas altas que ocurren con frecuencia en la laguna Véneta entre el otoño y el invierno. Sin embargo, este lunes el viento de siroco y el temporal que azota la península itálica causaron allí una excepcional marea alta que dejó bajo el agua el 75 % de la urbe.

El agua subió este 29 de octubre hasta los 156 centímetros en su punto máximo, tras lo cual empezó a descender, reporta la agencia AP. Según las estadísticas municipales, se trató del nivel más alto alcanzado en Venecia desde diciembre de 2008.

La marea alta inundó por completo el principal atractivo turístico de la ciudad, la plaza de San Marcos, que se encuentra en una posición muy baja. Los que se atrevieron a salir a la calle tuvieron que ponerse botas de agua altas para poder caminar por la zona, donde algunos acabaron sumergidos casi hasta la cintura.