Estos grandes bólidos de fuego incluso ‘interrumpieron’ algunos eventos como un partido de fútbol americano y una boda.

Residentes de varios estados de EE.UU. se convirtieron este viernes en testigos de una impresionante lluvia de meteoros. Eran visibles en al menos partes de Oklahoma, Misisipi, Misuri, Alabama y Arkansas.

Se trata de la lluvia de meteoros Tauridas. Está ocurriendo este fin de semana y volverá a iluminar el cielo nuevamente el 11 y 12 de noviembre, según EarthSky. Es conocida por la producción de brillantes meteoros tipo ‘bola de fuego’.