A través de un comunicado difundido por el acuario australiano Sea Life se dio a conocer que dos pingüinos machos que viven en pareja en el acuario ubicado en la ciudad de Sídney (Australia), se convirtieron en padres tras incubar un huevo de una hembra.

Cuando los pingüinos llamados Sphen y Magic formaron una pareja, justo antes de la temporada de reproducción, los especialistas del acuario decidieron probar sus habilidades parentales y con ese fin les dieron un huevo falso.

Luego de que ambos pingüinos pasaron la prueba, los especialistas decidieron darle un huevo verdadero de una hembra que había puesto dos, y lograron incubarlo. La cría, temporalmente llamada Sphengic, nació el 19 de octubre.

“No existe una gran diferencia en el comportamiento de crianza entre machos y hembras”, señaló a la agencia AFP Tish Hannan, empleada del Sea Life, y dijo que tras la exitosa reproducción “es muy probable” que Sphen y Magic vuelvan a estar juntos el próximo año.

A través de diversos estudios se ha estudiados que las relaciones entre aves del mismo sexo son comunes en la naturaleza. El pasado septiembre, una pareja de pingüinos homosexuales del zoológico de la ciudad danesa de Odense secuestró la cría de unos padres desatentos, cuando estos estaban distraídos.