La piel de nuestras mascotas es sumamente sensible ya que está en contacto permanente con el exterior y es la primera barrera de protección del organismo, esto la hace predispuesta a presentar inflamaciones, alergias o parásitos , Pet Food Institute consciente de la importancia que tiene la buena salud de la piel en los perros y gatos ofrece la siguiente información para garantizar su bienestar.

En los gatos, la salud de la piel es importante, incluso, por naturaleza, ellos son sumamente cuidadosos con su piel ya que procuran constantemente tenerla lo más limpia posible, es por esta razón que se acicalan constantemente. Carlos Cifuentes, veterinario de Pet Food Institute señala que si nuestro gato presenta alguno de estos síntomas puede presentar alguna complicación cutánea: costras, manchas o placas de color rojizo, pérdida de pelo, mal olor de la piel costras o piel engrosada.

Por su parte, la piel sana en los perros se caracteriza porque está bien hidratada, suave y principalmente por tener un pelaje brillante y sano, la importancia del pelo en los caninos se debe a que actúa como una barrera externa que le protege frente agresiones externas.
Sin embargo, Cifuentes señala que existen unas razas más propensas que otras de sufrir enfermedades cutáneas, por ejemplo, el bulldog, golden retriever y el bóxer suelen verse más afectados por dermatitis atópica frente a otras razas e incluso pueden generar reacciones alérgicas hacia ellos mismos, posiblemente por razones genéticas.

Tanto para los gatos como para los perros, el Dr. Cifuentes ofrece estas recomendaciones para cuidar la piel de nuestras mascotas:

  • Ofrecerle a nuestra mascota el concentrado de la más alta calidad posible, es recomendable que contenga niveles adecuados de proteína, ácidos grasos esenciales como el omega 3 y el 6 así como antioxidantes.
  • Examinar detenidamente la piel de las mascotas mientras estamos con ellas, así podemos saber si tienen garrapatas, pulgas, ácaros, piojos u otros parásitos.
  • Revisar constantemente la piel en busca de cambios de coloración, descamación, rasquiña, costras o cualquier anormalidad.

En todos los casos si se comprueba que la mascota tiene algún tipo de complicación, la mejor solución es acudir al veterinario de cabecera ya que el recomendará el tratamiento necesario para recuperar la salud de la piel de nuestra mascota.