Una semana laboral más corta beneficiaría al medio ambiente

349

A menos que realmente ames tu trabajo, es probable que no te quejarías si se aumentara el fin de semana a tres en vez de dos días y la ciencia sugiere que podría tener algunos beneficios reales para el medio ambiente.

Piensa en toda la energía y las emisiones que podrían ahorrarse si todos evitáramos al menos un día de desplazamientos hacia y desde la oficina. Y con un día adicional de descanso, la tensa mano de obra, tendría más tiempo cuidar de su salud mental también.

Como un ejemplo de lo considerable del ahorro cambiar a un fin de semana de tres días, en 2007, el estado estadounidense de Utah hizo que las horas del personal del gobierno fueran de lunes a jueves. Dejando de trabajar los viernes, lo que se tradujo en un ahorro de US $ 1.8 millones en los costos de energía en los primeros 10 meses solamente.

“Sí los empleados pasan 20% menos tiempo en las calle y las oficinas solo requieren energía cuatro días a la semana, los ahorros energéticos y de combustión serían enormes,” explica John Langmai a Scientific American.

Los economistas David Rosnick y Mark Weisbrot estiman que una semana de cuatro días podría haber reducido las emisiones de carbono de E.U.A en un 3 por ciento entre 1990 y 2002.

Y no es sólo el medio ambiente podría beneficiarse. Un experimento de 2015 vio mejoras en la salud y productividad de empleados en Suecia a quienes les recortaron las horas de trabajo. El personal informó que trabajaron con mayor eficiencia y dedicando menos tiempo a correos electrónicos y reuniones innecesarias.

Muchos expertos han argumentado acortar la semana de trabajo derivaría en una mejor salud física y mental de los trabajadores – más horas se han relacionado con un mayor riesgo de accidentes cerebrovasculares, enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2 – mientras más tiempo para ver a los amigos y familiares significa una mejor equilibrio trabajo / vida personal y más felicidad.

Entonces, ¿cuando podemos empezar ésta revolución en la semana de trabajo? Bueno, tal vez no del todo aún, porque jugar con el status quo y pasar a una semana laboral de cuatro días podría tener sus problemas – como tener menos tiempo para realizar todo el trabajo.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente