Una serpiente se coló en un vuelo de Aeroméxico

337

Snakes on a Plane (Serpientes en el Avión), la película clásica de Samuel L. Jackson, se hizo realidad ayer en un vuelo de Aeroméxico. Uno de los pasajeros tuiteó un video en el que se ve a una serpiente descender de una de las paredes del avión justo debajo de un asiento. Nadie estaba sentado en esa zona en el momento en el que se tomó el video. El tuit registra más de 1.200 retuits en un día y el video ha sido retomado por numerosos medios en México.

El vuelo era el 231 de Torreón a la Ciudad de México, según un comunicado de la aerolínea enviado a Verne. Su aterrizaje estaba previsto para las tres y media de la tarde. Unos diez minutos antes, Indalecio Medina, el pasajero de tomó el video, escuchó la advertencia de una pasajera a unos asientos detrás de él. “Cuando nos gritó cuidado, nos asomamos y vimos al animalito en la pared. La pareja que estaba en el asiento más cercano se levantó asustada. Yo estaba atrás y fue cuando tomé el video”, cuenta a Verne vía telefónica.

Medina le notificó de esto a una asistente de vuelo y unos minutos después el piloto anunció que el avión tendría prioridad para aterrizaje, cuenta Medina. Según el comunicado de Aeroméxico, esto fue parte del seguimiento de protocolos de seguridad. Una vez en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, el personal aseguró al reptil. Según Medina, el reptil permaneció en un área entre la clase Premiere (primera clase) y la turista durante el aterrizaje. Aeroméxico asegura que “actualmente se están evaluando los procedimientos realizados en dicho vuelo para determinar cómo llegó el animal a la cabina y se han tomado medidas para prevenir incidentes similares”. No hubo heridos en relación al incidente.

Raúl Rivera, biólogo del Laboratorio de Herpetología Vivario, de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala (UNAM), explica a Verne en un correo electrónico, que por la distancia desde la que fue tomada el video y la brevedad de este no es posible determinar la especie de la serpiente.

Sí, a todos nos hizo recordar el clásico filme en el que Samuel L. Jackson interpreta a un agente del FBI a bordo de un avión lleno de serpientes venenosas cuya misión es matar al testigo de un crimen. La frase de Jackson, “I’ve had it with these motherfucking snakes on this motherfucking plane!” (¡Estoy hasta la madre de estas pinches serpientes en este pinche avión!) ya forma parte del vernáculo pop en Estados Unidos y claro, en internet. Es un gran ejemplo de la maestría del actor para expresar momentos de gran frustración e ira. Nos imaginamos que más de un pasajero en el vuelo de Aeroméxico se sentía como el personaje.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente