Jonathan, el animal terrestre vivo más viejo del mundo celebra su cumpleaños número 190, lo que la convierte en la tortuga más longeva de la historia y la llevó a conseguir otro título de Guinness World Récords con el título de “récord es el de quelonio más antiguo”, categoría que engloba a todas las tortugas, terrestres y de agua dulce.

Aunque es la más antigua en todo el mundo, sigue teniendo demasiada energía, logrando superar el invierno, “Ahora pasta bien, pero no es consciente de la comida si simplemente la colocamos en el suelo”. Joe Hollins, veterinario de Jonathan.

Según estudios médicos, Jonathan permanece con una audición casi perfecta, sin embargo, su vista y olfato ya es muy mínimo. Pese a esto, la Sección Veterinaria le sigue dando de comer directamente una vez a la semana para reforzar sus calorías, vitaminas, minerales y elementos esenciales.

Se cree que Jonathan nació hacia 1832, por lo que tendría 190 años en 2022. A día de hoy, sus principales intereses son dormir, comer y aparearse.

Según el veterinario Joe, Jonathan “disfruta del sol, pero en los días de mucho calor se pone a la sombra. En los días templados, toma el sol: su largo cuello y sus patas se estiran completamente fuera de su caparazón para absorber el calor y transferirlo a su núcleo”.

“Cuando hace frío, prefiere escarbar en el moho de las hojas o en los recortes de hierba y permanecer allí todo el día”.

El pepino, la zanahoria, la manzana y otras frutas de temporada, son los alimentos favoritos de Jonathan.

“Le encanta el plátano, pero tiende a engordar la boca. Los cogollos de lechuga, aunque no son muy nutritivos, son sus favoritos”.

El anterior quelonio más longevo era Tu’i Malila, una tortuga radiada que vivió al menos 188 años. Regalada a la familia real de Tonga por el capitán Cook hacia 1777, Tu’i Malila permaneció a su cuidado hasta su muerte en 1965.