Para entender las raíces del protestantismo, se ha de conocer mejor la persona del sacerdote alemán Martín Lutero (1483-1546).

En su niñez estudió en Mansfield, hacia 1496 continuó en Magdeburgo y en 1502 se graduó de bachiller. Para 1505 recibió el título de maestro, en 1507 fue ordenado sacerdote y en 1512 obtuvo el doctorado en Teología. Dados sus vastos estudios se le dio el cargo de la cátedra de enseñanza de las Sagradas Escrituras, en la Universidad de Wittenburg.
Alrededor de 1515, empezó a ser seducido por una serie de creencias opuestas, por supuesto que al catolicismo. A eso se sumó el hecho de que Lutero empezó a denunciar una serie de actos corruptos de parte del clero europeo, que trascendía a las cúpulas del Vaticano.

El 31 de octubre del año 1517, Lutero colocó en la puerta del templo de su comunidad un letrero que contenía 95 críticas contra las doctrinas católicas. El Papa al enterarse del asunto le envió a Lutero la bula Exsurge Domine donde le pedía que dejara esa actitud desafiante, y para eso le dio un plazo de 60 días.

Empero, Martín Lutero no se retractó, en cambio le envió a León X una carta insultante donde trataba al pontífice de Anticristo de Roma. Además, Lutero quemó en la plaza pública, la carta que el Papa le había enviado.

Algunos biógrafos dicen que Martín pidió permiso al papa León X para casarse con la monja, Catalina von Bora, pero la petición le fue negada dado que la Iglesia había instituido el celibato siglos antes, como medida sana de virtuosismo para los religiosos. Entonces, Lutero buscó otro pretexto más para molestarse contra la Iglesia y de todas formas se unió a Catalina.

En 1521 fue llevado a comparecer ante el rey Carlos V, pero antes de que se publicara un edicto ya fuese en favor o en contra del hereje, Lutero fue salvado por simpatizantes y recluido en la fortaleza de Wartbourg.

En su permanencia hasta 1522, cambió su hábito de agustino por el de caballero y se dejó crecer el cabello y se cambió el nombre de forma transitoria por el de Jorge, y en esas circunstancias terminó de traducir (y se sospecha que a tergiversar) el Nuevo Testamento a la lengua alemana.

Ese mismo año en Nüremberg, se le revocó el edicto de Worms y regresó a Wittenberg para combatir con sus escritos otra vez a la Iglesia católica. En 1526 la dieta de Spira dictó un fallo ambiguo o flexible a favor del apóstata, entonces se definió ser tolerantes, ante los luteranos y que cada cual se condujera como le pareciera mejor, eso sí según “…su responsabilidad ante Dios y ante su Majestad Imperial”.

A comienzos de 1529 se trató de aplicar medidas para regular las diferencias entre luteranos y católicos, y evitar también que cada grupo se metiera en los asuntos de los otros. Pero esas disposiciones fueron cosas que no agradaron a los seguidores de Lutero, de allí que el 19 de abril del año referido, estos realizaron una enérgica protesta por todos lados, lo cual les mereció ser llamados “protestantes”.

En 1534 se publica la Biblia traducida al alemán por Lutero. En el último periodo de su vida no ocultó su aversión por los judíos y evidentemente por el papado, por eso en 1545 escribió Contra el Papismo fundado por el diablo. Cuando viajó a Eisleben a discutir sobre un asunto familiar de los parientes del conde Alberto de Mansfield, se dice que le sorprendió la muerte por causas naturales.

Conforme pasaron los años, algunos líderes de su “iglesia” empezaron a diferir de sus doctrinas, y así aparecieron una gran cantidad de sectas. Es por eso que pronto surgieron hombres como Calvino y Beréngamo, entre otros.

Por: Osvaldo Corrales Jiménez
Comentarista de temas cotidianos