El pasado martes 29 de junio en la Vereda Sabanilla, Corregimiento de Damaquiel, Municipio de San Juan de Urabá, una visita intempestiva sorprendió a Tadeo Altamiranda Petro, un humilde campesino y adulto mayor en condiciones de discapacidad quien después de sufrir una fuerte descarga eléctrica en su cuerpo que incendio sus extremidades inferiores y le causo daños irreparables, le fueron amputados el brazo izquierdo y sus dos piernas.

La visita recibida eran los emisarios y grupo de trabajo del Miguel Ángel Martínez, quienes le llevaban a Tadeo una silla de ruedas nueva, algo que llevaba esperando hace mas de 12 años después de su accidente.

Ex capitán Alex Melo

El capitán Alex Melo Gomez, en uso de buen retiro de la Armada Nacional, se enteró de la difícil situación que día a día padecía Tadeo sin una silla de ruedas, tenia que pasar largas horas en una silla plástica a esperar que dos personas lo puedan cargar para movilizarse.

Por ello, en cuanto se entero de la situación de inmediato contacto a la red de amigos de buen corazón y la Clínica Casa del Niño de Montería, en cabeza de su Director Medico, el Doctor Miguel Ángel Martínez quienes atendieron su llamado y en dos días ya tenían la silla de ruedas nueva para Tadeo.

Médico Miguel Ángel Martinez

Aunque esta desgracia sucedió en el 2008 cuando Tadeo manipulaba unos cables eléctricos en su casa solo 13 años después y gracias a la ayuda de personas de gran corazón como el medico Miguel Ángel Martínez, Director Medico de la Clínica Casa del Niño Montería donante de la silla de ruedas y nominado a Titanes Caracol en la categoría de Salud y Bienestar como justo reconocimiento a su trabajo permanente con la comunidad en el área de la salud y prevención con brigadas de salud, diversas atenciones y gestiones para los más necesitados y el Ex–capitán Alex Melo quien es reconocido en el Golfo de Morrosquillo y las Islas de San Bernardo por su servicio y apoyo a la comunidad cuando era Capitán de Puerto de Coveñas, quien hace el trabajo de campo y las gestiones para tocar puertas y ayudar a quienes lo necesitan.