Uno de los países más caros del mundo se plantea regalar dinero

176

SuizaLos suizos se están planteando regalar US$2.500 al mes por no hacer nada.

El país votará el 5 de junio si el Gobierno debería introducir una renta básica incondicional que sustituya varias prestaciones sociales. Los promotores del proyecto no han estipulado la cuantía del pago, pero han sugerido una suma de 2.500 francos (US$2.500) por adulto y una cuarta parte por niño.

Suena bien, pero, dos cosas: La primera es que la cifra apenas supera la línea de pobreza, la cual se define típicamente como el 60 por ciento de la mediana nacional de renta disponible, en uno de los países más caros del mundo. Segundo y más importante, probablemente no vaya a suceder.

Poder del pueblo suizo

Los plebiscitos son comunes en la democracia suiza, donde se celebran varias votaciones todos los años. La iniciativa de renta básica se está considerando después de que la propuesta recogiera las 100.000 firmas requeridas, aunque los sondeos actuales indican que probablemente no avanzará. La idea de pagar a todos los ciudadanos un estipendio también ha despertado interés en otros países como Canadá, Holanda y Finlandia, donde se inició un estudio preliminar el año pasado.

Los promotores del proyecto dicen que la cifra mencionada permitiría una “existencia decente”. No obstante, en términos anuales, sólo proporcionaría 30.000 francos, una cifra que apenas superaría la línea de pobreza de 2014, en 29.501 francos.

Casi una de cada ocho personas en Suiza no alcanzó ese nivel de renta en 2014, según la oficina de estadísticas. Este índice supera al de Francia, Dinamarca o Noruega. De los ciudadanos con más de 65 años de edad, uno de cada cinco se encontraba en riesgo de pobreza.

“No es que se vea una pobreza extrema en Suiza”, dijo Andreas Ladner, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Lausana. “Pero hay gente que no tiene dinero suficiente y hay gente que trabaja y no gana lo suficiente”.

Experimento estupendo

Entre los proponentes de una renta básica figura el ex ministro de Economía griego Yanis Varoufakis, quien dice que el pago es necesario ante la eliminación de empleos por la automatización de tareas y el uso de robots. “Un país rico como Suiza tiene una oportunidad estupenda de poner a prueba este experimento”, dijo.

La propuesta no especifica las condiciones por las que los que residentes que no tienen nacionalidad suiza también podrían recibir el pago.

No obstante, el Gobierno suizo se opone a la propuesta, ya que dice que el estipendio significaría un aumento de los impuestos, crearía desincentivos para trabajar y provocaría una falta de capacidades. La economía ya está sufriendo los efectos de la fortaleza del franco, y las empresas han advertido que trasladarán las operaciones de producción a otros lugares para reducir costes.

“Hemos llegado a la conclusión de que esta iniciativa debilitaría nuestra economía”, señaló el ministro del Interior, Alain Berset. Y esta opinión parece haberse hecho eco entre el electorado: los sondeos muestran que un 60 por ciento de los votantes se muestran en contra de la iniciativa.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente